lunes, 29 de noviembre de 2010

Ira

Bienvenidos a mi pecado preferido después de la lujuria.

La ira es un pecado que puede ser controlado por muy pocos. Todos en algún momento de nuestras vidas hemos estallado y no precisamente de dolor, hemos estallado de rabia, de frustración, de ira. La ira es un sentimiento humano muy poderoso, la envidia puede conseguir grandes y nefastas cosas pero por ser el antecedente de algo, la envidia siempre viene provocada. La ira es en si una fuerza maquiavelica que te lleva a estados insospechados. La ira puede tener causa o causas o simplemente puede ser la manifestación de los sentimientos en ciertos momentos. 

La ira altera tu realidad y te revela contra ella, te revela y te pone en contra de todo lo que odias o te saca de tus casillas.
La ira es muy mala porque necesitas ser una persona muy tranquila, muy apacible y muy sosegada para vencerla. A la ira se la vence con la paciencia, con la paciencia de ver la calma que viene después, el arrepentimiento y la derrota o las fuerzas agotadas.

La ira es sabia porque sabe cuando presentarse, la ira sabe sacarte de tus casillas, sabe desquiciarte, te tienta, te reta y te posee con una agil fuerza.

Con ira se mata, con ira se grita, con ira se llora, se salta, se pega, se siente, se daña, con ira se hacen cosas que jamás se harían. La ira viene por humillación, por frustración, por faltas de respeto o faltas al honor y las consecuencias de la ira pueden ser nefastas...

Todos hemos sufrido la ira alguna que otra vez, ¿porqué es pecado? porque siempre hay alguno que lleva la ira al límite, que convierte la ira en un vicio extraño del que no puede salir, que se convierte en objetivo de su obsesión y no encuentra la salida. La ira como pecado es para la persona que ve personas que faltan constantemente a su honor aunque sea mentira, la ira como pecado es las ganas de arreglarlo todo así, las ganas de enfrentarse a todo e intentar solucionarlo todo de esta simple manera. La ira puede llevarnos a derroteros que jamás nos pensaríamos pero no es bueno. 

Dicen que hablando se consiguen muchas más cosas que con violencia y esto es cierto, con ira no se consigue nada. 

Ahora bien, ¿qué pasa cuando la ira es la manifestación de la descarga de energía negativa? ¿Qué pasa cuando la ira es la motivación de algunos luchadores, la motivación de algunas personas para seguir viviendo?
Cuando un boxeador alimenta su ira, ésta le da una fuerza sobrehumana cuando parece que ha perdido la pelea. O cuando alimentamos la ira, nos dejamos atrapar por ella y logramos terminar algo que siempre dejábamos porque nos sacaba de quicio?

La ira puede ser malinterpretada y generalmente en muchos casos es mala. Me encanta este pecado y diré porqué. La ira diferencia a los hombres y las mujeres bastante bien, la ira para un hombre puede provocar locura, enajenación mental y más importante ganas de hacer cosas ilegales. En cambio, la ira en la mujer puede ser alimentada y luego será explotada por la boca, la mujer demuestra su ira con la palabra, con su habilidad para hacer daño con la palabra. La diferencia es radical y bastante certera, pero es así. 

La ira te da una fuerza sobrenatural en momentos determinados, luego te la quita y te deja mostrar tu propia persona, entonces si te quedas al después verás realmente lo que esconde la persona. ¿Arrepentimiento u orgullo?



Una vez más depende de la persona que la ira termine siendo algo beneficioso o perjudicial aunque no deja de ser pecado y como éste debería ser erradicado, pero no podríamos vivir sin ira, ya que ésta en muchas ocasiones nos salva la vida. 

domingo, 28 de noviembre de 2010

Avaricia

Yo diría que la avaricia está muy relacionada con la envidia. La avaricia es el deseo de siempre más y mejor, mucho más y mucho mejor hasta conseguirlo todo y más. 

Es el querer más aunque no sirva para nada. El querer más aunque se tenga suficiente, el deseo de algo por encima de cualquier cosa y cuando lo tienes sigues sintiéndote igual que al principio, es la motivación por lograr tu meta lo que te mantiene vivo. Cuando lo logras pues a otro objetivo porque la adrenalina, la pasión y la fuerza usada para lograr tu deseo es lo que más te llena. 

Puede que la envidia desemboque en la avaricia, puede que la avaricia sea el comienzo de los pecados en si, que todos estén relacionados y que sean unos consecuencias y causas de otros. O puede que la avaricia sea el arma usada por todos los magnates de los negocios.

La avaricia es un pecado porque ansías todo lo que existe y cuando lo tienes no te conformas porque quieres más. La avaricia es un pecado porque ha llevado a romper familias, a hacer daño para conseguir lo que quieres, a ir a límites insospechados por algo que quieres, a usar a otras personas que quieres por simple avaricia, pero el mero hecho de tener todo lo que deseas no te conforma porque quieres conseguir lo máximo y no para fardar de ello, que en este caso se convierte en la envidia, no, es para tener más para decirte a ti mismo todo lo que consigues a costa de situaciones, personas o actos que no son dignos. La avaricia es sutil, es fría, es asesina en serie, ladrona de guante blanco. 

Este pecado entra muy en juego con el dicho "el fin justifica los medios" y la verdad creo que es por esto por lo que se considera un pecado porque la persona en cuestión obnubila su conciencia, se plantea una meta y trata de pasar por encima de todas las personas o cosas que se intenten poner en su camino. Esto es malo, porque no se debe conseguir las cosas que uno quiere por encima de todos.

La avaricia se toma victimas que realmente no debería tomarse, la avaricia ataca a las personas débiles, les desvirtúa la realidad y logra lo que quiere que las personas pierdan la cabeza, se obsesionen y a veces mueren en el intento.

Una chica se sentía fea, se sentía gorda y cuando todos la miraban por la calle sentía que todos se reían de ello. Esta chica se propuso un objetivo perder peso. La avaricia llegó, la miraba detrás del espejo, la avaricia comenzó a apoderarse de ella y ella comenzó a adelgazar, pero no era suficiente y lamentablemente es el final que esperáis, la encontraron muerta por pesa 25 kg y tener 20 años y medir 1'65.

Y la diferencia está en la persona que usa bien la avaricia y la persona que no. Un ejemplo que espero comprendáis es un ladrón que roba porque quiere un coche, roba dinero o roba un coche directamente. Y luego está la persona que quiere el coche más caro del mundo o que quiere otro coche y a diferencia de ello trabaja para ganar el dinero y poder comprarlo. ¿El fin justifica los medios? La persona avariciosa quiere más coches, quiere poder comprar más coches y monta un negocio, le sale bien y consigue mucho dinero para tener todo lo que quiera y de repente quiere más, quiere mucho más. Entonces intenta conseguirlo bien pero cuando ha logrado tener todos los coches del mundo se siente vacío 

La avaricia ha motivado a una persona lo suficiente para lograr otro vicio, que no deja de ser vicio pero por lo menos podrá decir que es un vicio conseguido con sus propios méritos, aunque luego termine porque la persona avara se vuelva como todos los demás, un pecador.

La avaricia rompe el saco en este caso y al ladrón lo encarcelan, igual puede pasar con políticos que se pasan con desviar fondos a cuentas en paraísos fiscales, pero bueno en temas de política ese mundo está muy regido por los pecadores capitales.

Hay que ser avaro pero siempre en la medida justa. 

sábado, 27 de noviembre de 2010

Quiero ser hombre por un día.



Este es un inciso en las entradas de los pecados capitales pero si no lo manifiesto reviento... de dolor seguro. 

Odio tener la regla y no solamente por los dolores sino porque en un segundo estoy feliz y al otro segundo estoy llorando. 

Situación:

- ¿Te vienes mañana a verme?
-No, me voy de caza y te lo dije.
-Bueno vale.

(10 minutos después)

-(suplicando)Anda vente mañana a verme, que tengo ganas de verte...
-Que no que me voy de caza.
-(toma rencor)Pues me voy a ir de fiesta y me voy a poner muy borracha.
-Vale.
-(muy enfadada)Pues no voy la semana que viene a tu casa.
-Vale.
 -(muy deprimida y llorando) jooo que yo quiero verte...
-Que no voy que te lo llevo diciendo toda la semana.

Quiero ser un hombre!!!!!!!

De verdad que me miro al espejo después de hablar con él y me doy pena, tengo ganas de comer chocolate, de ver alguna película sensiblera y de llorar sin sentido. Esto no es vida.

El hombre tiene mi admiración en este aspecto por lo siguiente. No tienen cambios hormonales y de humor en menos de 1 hora, no tienen problemas para decir que no, no tienen problemas para saber mantenerse en sus trece, no les afecta tanto las cosas que a nosotras cuando estamos así. El hombre tiene la capacidad de mear en el campo o en cualquier sitio, tiene la capacidad de mear de pie, tiene muchas ventajas y hoy quiero cambiarme por un hombre. Si pudiera realmente en esos días me cambio por un hombre.
Por dios que he estado tentada de poner sálvame! Ayuda!!! En fin, en 5 días se me pasa.

He llegado a la conclusión de que soy bipolar, no, no soy bipolar, estoy con mi puta amiga la regla. (perdón por el taco, vena agresiva saliendo)

Por eso, cuando escucho a hombres decir, déjala tiene la regla. Pues sí y créeme que no nos gusta tenerla. Nos ponemos así y ojalá hubiera remedio. 

viernes, 26 de noviembre de 2010

Lujuria o Lust

A través de esta fiel o no tan fiel amiga doy paso al siguiente pecado.

Desde la época de los cavernícolas vemos que todos y cada uno de ellos siempre sucumbían a este pecado capital cuando les venía en gana.
¿Qué es la lujuria? Hay muchas personas que desconocen el término o simplemente lo conocen a medias la lujuria es el exceso del deseo sexual descontrolado y exacerbado.

Se dice de las mujeres hermosas que desean la suerte de las mujeres no tan hermosas. Al deseo exacerbado se le denomina hoy día ser ninfómano pero claro es una enfermedad y hay una ligera linea que se cruza y pasa a llamarse de una forma u otra. Desde tiempos inmemoriales siempre se aboga por la fidelidad, la confianza, el respeto y el deseo a tu pareja en el matrimonio. Creo que el deseo en el matrimonio y esas cosas está para debatirlo otro día y con más tiempo. 

La lujuria es considerado pecado capital porque se entiende que el deseo sexual es lujurioso independientemente de si es controlado o no. La lujuria nos ha llevado a cometer grandes errores, el exceso de deseo o la falta de el nos ha podido manipular de tal manera para envenenarnos y hacernos presos de sus garras. La lujuria ha roto matrimonios y familias enteras por puro deseo y puro encaprichamiento de la idea del deseo siempre disponible. 

Cuando un hombre se enamora de una mujer, se casa, tienen hijos, etc. establecen vinculos y el deseo queda relevado a un segundo plano, ante la idea de esto aparece una persona novedosa que nos da la posibilidad de sufrir ese ansiado y codiciado deseo y lo hacemos, cometemos ese error, echamos a perder una vida por un par de noches. La carne es débil y más aún cuando se trata del sexo. 

La lujuria es mala para las personas débiles, para las personas con falta de autocontrol. La lujuria te confunde y distorsiona tu realidad. 

Por otro lado... siempre hay otro lado. 

Y si la lujuria se ha malentendido siempre? Espero que me entendáis. La lujuria puede que sea un pecado pero y si es un pecado que tenemos que cometer para aprender de el. Me refiero a lo siguiente, se dice que hay que tener experiencia para hablar con propiedad de muchos temas, en la actualidad, y con esto también me refiero a la experiencia en el deseo, en el sexo. Y si la lujuria es ahora más que un pecado una fase de joven adulto que todos pasamos cuando estamos de flor en flor, y si la lujuria la tenemos que pasar para en el futuro saber lo que tenemos y apreciarlo. 

A veces el deseo es incontrolable, la química se vuelve cada vez más pesada y concluyente, por eso siempre se dice resistir a la tentación pero y si tenemos que vivir esta tentación para seguir adelante. Y si nos saciamos de sexo, nos saciamos de lujuria para en el futuro pensarnoslo mejor antes de sucumbir a la lujuria de nuevo. Tengo amigos que se cansan de estar de flor en flor y a otros que lo desean con locura y puede ser el inconformismo el que en ese caso sea presa de sus cuerpos pero y si no... y si se sacian de lujuria, de  deseo carnal con muchas y diferentes mujeres para cuando encuentran a la suya, a la perfecta entonces ya desarrollan mayor fortaleza ante este pecado?

Sinceramente quiero verlo así, quiero creer esto último y que la lujuria sea un pecado capital de los que se deben cometer para ser más maduros, más fuertes y más concienciados. 

¿Qué piensas? ¿La lujuria hoy día está desvirtuada o crees que sigue teniendo la misma o mayor importancia que antes?


miércoles, 24 de noviembre de 2010

Pereza

La pereza es otro de los pecados capitales.

La pereza nos provoca la sensación de pesadez, de cansancio ante la idea de hacer algo. Ese algo no tiene porqué ser importante, ese algo no tiene porqué no serlo. Ese algo que siempre posponemos porque la pereza nos invade es algo que se trastoca en nuestra agenda diaria, que se ve revuelto según el tiempo.

La pereza nos incita a disfrutar de la vida de una forma mundana, bohemia. La pereza nos incita a pararnos en la vida y saber pensar que lo que dejamos por hacer es algo que nos acostaremos y nos despertaremos con ello.
Nos sentimos a veces cansados, hastiados, desplomados sobre el sofá, sobre la hierba del prado o la tumbona de la playa. Nos sentimos calmados y tranquilos. Cuando puede ser que nuestra vida se esté desmoronando y en lugar de tomar nuestras responsabilidades la pereza nos puede.

La pereza en ese caso es bastante mala, la pereza puede llevar al pasotismo y a la dejadez, cuando nunca hay que desistir ante nada ni nadie porque nada es imposible. Pereza nos coge de improvisto, nos secuestra, nos llena la cabeza de pajaritos y nos hace olvidar todas las cosas que teníamos en mente. Y si a Thomas Alba Edison le hubiera dado pereza en el momento de crear la bombilla, ¿estaría escribiendo esto ahora mismo? ¿ y si le hubiera dado a Einstein, o a Freud? Supongo que todo sería igual pero tendrían otros nombres o no, o nada sería lo mismo.

La pereza es similar al estado de alucinación en el que lo vemos todo pasar despacio y lento.
Esto es objetivo pero dicen que los españoles somos muy perezosos, es por eso por lo que nos encontramos en uno de los países con peor crisis y menor avance industrial en décadas, por la pereza? Quiero creer que no pero la cultura de la siesta es Española y a mucha honra.

Las personas que se han dejado llevar por este pecado hasta la locura han sido personas que han perdido beneficios por estar dejando las cosas hasta el último momento y no hacer las cosas bien. Las prisas no son buenas.

Pero por otro lado...

Y si la pereza es la causa de que algunas guerras hayan cesado o de que algunas guerras se hayan perdido?
La pereza en el otro lado es buena porque las personas que viven para su trabajo y nunca paran si se encuentran con pereza, encuentran la felicidad.

Existen los pecados pero en su justa medida pueden ser hasta beneficiosos. ¿Qué ganamos de la pereza? España es uno de los países que con respecto al resto del mundo se declara de los más felices, es porque somos perezosos o es porque dormimos siesta?

A causa de la pereza muchas reuniones se han aplazado, muchas clases se han cortado y puede que hayamos salido ganando. A causa de la pereza de algunos otros han salido ganando, la pereza de no salir con tiempo de casa, la pereza de no hacer las cosas a tiempo. Mi madre y mi abuela siempre dicen no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy y es cierto, es cierto por dos razones, una que mañana tienes más tiempo para ser perezosa y dos que mañana tienes la oportunidad de que te pase algo que no te pasó hoy, son dichos, son ideas pero no dejan de ser algo ciertas. Es una pescadilla que se muerde la cola eternamente. Puede que la pereza por no querer maquillarse o arreglarse por un lado fuera motivo de no lograr un trabajo, puede que  la pereza por otro lado fuera el motivo de no hacer algo que uno detesta y termina haciendo mal porque no quiere arreglarse.



Una vez más depende de la persona usar este pecado a su favor o en su contra. Depende de la persona que la pereza lo posea totalmente y le cause desgracias o que sepa usarlo a su favor y le cree alegrías.

Ahora te insto si no te da pereza a que me cuentes un mala situación a causa de la pereza y una buena.

martes, 23 de noviembre de 2010

Envidia

Cuando pueda escribiré sobre uno de los pecados capitales hasta que escriba sobre los 7


La envidia nos corroe, la envidia nos provoca estados de ánimo distintos a los comunes. 

La envidia pinta la realidad a su querer y semejanza, la envidia es mala. Por envidia surgen guerras, surgen peleas entre amigos, entre personas que se aman y entre personas que no se conocen de nada. 
¿Porqué amar lo que tiene tu prójimo y no alegrarte por ello? ¿Porqué dejar que un estado de ánimo, que un sentimiento o que una vena que nos da destruya a veces todo lo que tenemos?
Hay gente que piensa que esto no es para tanto y otros que tienen miedo a este sentimiento porque sabe que es un arma letal que se puede apoderar de nosotros en cada momento de nuestro día a día y de nuestra vida. 

La envidia es un gusano que lentamente se adentra en tu cuerpo y te pica, la envidia nos hace enloquecer a muchos e ignorar a otros. La envidia provoca adicciones, peligros, insatisfacciones. La envidia es un paso hacia los celos, la envidia es una muestra de inseguridad, de inmadurez. Todos los niños son envidiosos pero porque necesitan llamar la atención de sus padres, profesores y amigos para ser mimados y protegidos. Son envidiosos porque así logran llamar la atención. "Quiero esto porque fulanito tiene uno mejor" y muchos ejemplos más. Si reforzamos la envidia tenemos que ser conscientes que creamos una persona que tendrá una parte de su alma constituida con un pecado capital. 


Pero...Siempre hay un pero. 

Y si la envidia no es tan mala? Y si la envidia motiva a conseguir logros para que los demás nos envidien y ser nosotros los envidiados. Y si la envidia fue creada para hacer al hombre competitivo y encontrarse donde nos encontramos hoy, en una sociedad más avanzada que nunca. Entonces estamos ante la duda de saber si al final es bueno o malo tener envidia. 

La envidia a veces nos puede provocar sentimientos de destrucción al prójimo, sentimientos de que lo pase mal y nosotros querer ver como éste lo pasa mal. Pero y si nos crea sentimientos de querer hacerlo mejor y enseñarle en su cara que podemos ser y tener cosas mejores que la persona a la que envidiamos. 
Todos somos pecadores de envidia en algún u otro momento. Todos hemos sentido ese monstruo verde acercarse hasta nuestra cama para desearnos buenas noches o no tan buenas. 

De la envidia nace el regodeo y el recochineo que son dos palabras que odio. No hay nada más que odie de una persona que esté siempre jactándose de sus logros, no lo veo lógico, sabes que eres y tienes más cállate para qué lo publicas para ganar enemigos o ganar envidiosos. 

¿Acaso hay ojos de la envidia mala y de la envidia buena?
¿Acaso no hemos sufrido todos ambas envidias?

Desde mi punto de vista creo y armo una teoría que es difícil de desmontar.

La envida no es mala del todo. La envidia hace mala a la persona débil y aún más fuerte a la persona que se sabe controlar. La envidia nos pertenece desde niños y depende de cada uno de nosotros ser el envidiado o el que envidia. Y también depende envidiar de buena o de mala manera. 

Ahora bien, ¿qué os consideráis vosotros? ¿Estáis de acuerdo conmigo?

Mañana otro más.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Cuando todo es grande y lo ves pequeño.


Demasiado bonito para ser verdad, demasiado real para creerlo. Un sueño, despertar y verme allí sola, con toda esa enorme casa para mi. No me lo creía, todo era demasiado surrealista, quería verlo, tenerlo presente, tocarlo, sentirlo, abrazarlo. 

Pero allí me encontraba, en una cárcel de cristal, en un escalera de caracol, sumida en un tornado de emociones, de pensamientos derrotistas que me sumían en la más profunda de las meditaciones. No quería seguir así pero debía meditar, debía pensar que todo aquello me iba grande pero era demasiado ingenua. 
Un cuento de hadas, ¿existen? Sí. 
Por eso pensar que estaba allí por unas cuantas horas más me destruía, me hacía sentir sola, abandonada pero en un sueño. Demasiada casa para mi, demasiada cárcel de cristal para mi. Veía las hojas de los árboles caerse, veía el lago al fondo tan calmado que parecía una postal, veía los más grandes sauces que jamás vi. Veía la vegetación, ardillas y conejos, tenía muchas cosas que hacer pero simplemente lo echaba de menos. 
Nada de aquello me servía, una pantalla plana de no se cuantas pulgadas, vídeos, películas, flora, fauna e infinidad de libros de amor. Pues no tenía ganas de hacer nada, el tiempo se pasaba lento, la calma me desesperaba y mis ganas de verle aumentaban 

Aquella casa era y es el reflejo de mi misma, me quise dar cuenta cuando era tarde. Entre tantos libros, entre tanta poesía, entre tantos vídeos. Miraba a través de la ventana y veía una casa envuelta en la naturaleza del bosque con la mejor de las intenciones. 

Aquellos ventanales eran mi perdición. 

Era mimetismo, era simetría en su estado más puro, pero yo me sentía sola, me sentía triste y decaída. 
Debía esperarte pero cada minuto que veía que pasaba en aquél maravilloso reloj de pared me moría entre los muros. Las pinturas, los óleos más hermosos que jamás había visto, el vestido que encontré en uno de los infinitos cuartos que había, en uno de los armarios más grande que jamás había. 
Me encontré sola en esa casa de techos altos, buena apariencia y frío interior. 
Mis pensamientos vagaban en voz alta a través de la casa, me sentía desnuda, atraída al desdén de la lentitud. Atraída al desdén y la dejadez con la que pasaba el tiempo. 

Dos botellas de vino que ya había disfrutado.
Una tele que había encendido y apagado unas 15 veces.
Un armario, una nevera que habían sufrido mi desorden. 

Tus actos son el reflejo de tu estado mental. Aquello estaba todo manga por hombro desde que había llegado. Qué pensar me queda? Qué hacer me queda?
Me limité a vagar en aquella fría casa sola, impertérrita y perpleja ante aquella situación. 
Siempre me queda quejarme de la arquitectura o salir fuera y sentir el frío otoño asomarse cada vez más

El reflejo, mi reflejo, la esperanza, mi esperanza. 

sábado, 20 de noviembre de 2010

Amistades peligrosas.

Estoy muy harta ya de niñateríos, de gilipolleces, de gente que se enfada y te odia de por vida por asociación y de gente que no tiene nada que hacer y se dedican a joderle la vida a los demás.

He superado una batalla de la que he salido bastante escaldada, me duele saber que personas que un día dijeron que me querían me están eliminando de sus vidas como si de simple papel se tratara. Trituran mis recuerdos, mis buenos momentos, me hacen cada vez más daño y encima le hacen daño a un corazón que estaba ya dolorido. Siempre me decían y se metían conmigo porque no tenía amigos que duraran. A donde llega esto, que saco en clave de esto. Los palos más duros que te da la vida es cuando te quitan a alguien a quien quieres o cuando hacen demasiado daño a la gente que quieres. Esto es una guerra de la que nunca fui partidaria, es una guerra en la cual me hallo en mitad, es una guerra en la que soy la víctima y también la verdugo.

Sentimientos de dolor, ira, arrepentimiento, tristeza se apoderan de mi corazón para manifestarse en forma de lágrimas. Me duele, el corazón me duele porque la parte que ponía amistad se hallaba herida y después de 5 años intentando sanar cuando por fin la notaba firme, cuando por fin notaba que estaba brotando de nuevo la confianza, me destruyen esa parte, la hacen añicos de una forma tremendamente dura.

Me duele en el alma, me duele porque creé una personalidad a la que le importaban poco los demás, creé una persona fría calculadora y a veces me odiaba a mi misma por sentir cosas por los demás. Por ser sincera y reconocer que echaba de menos a quién no debía. Creé la historia de mi vida y se iba cambiando porque me dieron seguridad, me dieron confianza, me dieron esperanza. Supongo que es cierto, que de todo se aprende pero duele. Sé que aprenderé de esto, sé que ahora me duele pero que tarde o temprano será simplemente un amargo recuerdo. Sé que esto iba a llegar pero me pilló en la trinchera cambiando los cartuchos y no me dio tiempo a pegar un tiro.

Esto duele mucho, es la sensación de no poder hablar a las personas que te importan, es la sensación de no saber nada de sus vidas, es la sensación que tienes cuando te despiertas por la mañana y vas al patio, sales descalzo y ha nevado, notas el frío y doloroso tacto de la nieve en tus pies.

Hoy me siento mal, odio las peleas, me consumen toda la energía que tengo. No soy persona de matar a nadie ni de enfrentarme a nadie, me supera todo mucho, demasiado diría yo y solo soy buena con los videojuegos de matar porque otra cosa no.

En fin, me dicen que mañana lo veré todo de otro modo y eso espero. Esta noche ya me ha dolido bastante y creo que no puedo más. Cuando te hacen daño así tan de golpe y te dan porrazos así tan de repente te sumerges en una oscuridad en la que no sabes cuando saldrás de ella. Es bueno pero tampoco tanto, despiertas de manera brusca y te duele la caída pero supongo que es la historia de nuestra vida.




Y uno a uno voy recogiendo los pedazos porque uno a uno los quiero pegar. Qué gran lástima que no tenga pegamento, qué gran pena que no tenga quién lo vaya a buscar. Esta es la historia de mi vida, siempre buscando pedazos e intentado pegarlos.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Fundamentos de psicología evolutiva masculina.




Puede que suene a rollo, pero desde un amigo y compañero me proponen hacer una entrada con este tema rondando por mi cabeza. No quiero dar una teoría muy específica porque no sabría. Simplemente me limitaré a dar un resumen aproximado.

Quiero decir que dista mucho de mi intención si os lo tomáis como un ataque nuevo hacia el sexo masculino, nada más lejos de la realidad. Expondré un resumen de muchísimas investigaciones que rondan por internet, en los libros y revistas, no daré nombres ni fechar porque entonces esto parecería una clase y aburriría, pero el que quiera me las puede pedir y yo encantada en un comentario daré reseñas bibliográficas. 

Antes de nada desde el niño pequeño que llama la atención a su madre, que juega a deportes "típicos de hombres" que se cae y se levanta que está acostumbrado a ser un líder porque lo enseñan a eso hasta que el hombre adulto encuentra su vida es un camino en el que su personalidad depende de la educación recibida, de las experiencias personales y de sus círculos sociales. 

El hombre, desde la tribu mas antigua de la tierra, cuando pasó de ser sedentario a ser nómada siempre se ha visto con la enorme tarea de defender, proteger y lograr comida y cobijo para su familia. Es sabido por todos, que el hombre posee más fuerza que la mujer, el hombre posee más dotes de liderazgo que la mujer y el hombre es más práctico que la mujer. Hay diversas investigaciones que confirman mi teoría. El hombre también tiene el cerebro, el hombre actual, ligeramente más grande que la mujer, esto es ciencia y es irrefutable. Debo decir que también que son muchas las investigaciones que dejan constancia que el hombre emplea más el lado izquierdo, el de la lógica, práctica, motor que la mujer y la mujer emplea más el derecho, que es el sentimental, el de la palabra etc. A grandes rasgos el hombre es más práctico y la mujer más sensible y razonable. No quiero que se comprenda mal. El hombre por tanto, se siente castrado, impotente cuando ve que no puede continuar su progenie o que falla en su tarea de mantener bien alimentada a su familia. Esos sentimientos a veces pueden producir muchas frustraciones y sentimientos de castración. El hombre es un ser que no sirve para estar solo. Es un ser social, más aún que la mujer. Un ejemplo, cuando el hombre antiguamente iba a trabajar compartía el trabajo con compañeros y cuando llegaba a casa estaba con su mujer. La mujer sin embargo pasaba los días sola, hacía cosas y está fisiológica y psicológicamente más preparada para estar sola. Sabe estar sola, el hombre no. 

Pues bien, desde el blog de un compañero cibernauta se establece una alusión a esta teoría, dice que personalmente ha visto mentir a más hombres para conseguir mujeres y que siente que son ellos los que más engañan a la hora de conseguir una mujer. El hombre es muy sensible y aquel que diga lo contrario está muy equivocado. Antiguamente esto era general pero hoy día no porque se invierten mucho los papeles, la mujer ha salido de las tradiciones familiares y el hombre también de las tradiciones de la progenie. 

Lo que me vengo a referir es que el hombre no sabe mentir, se siente mal cuando miente y a veces le provoca sentimientos de frustración e incertidumbre. La mujer actual sabe mentir, sabe jugar con los hombres y es conocedora del poder enorme que tiene en la sociedad. La mujer sabe y puede estar sola pero a un hombre le cuesta mucho hacerse a la idea. La esperanza de vida de los hombres es menor que la de las mujeres y esto es una realidad. 

El hombre es además de sensible débil, y está hecho de algodón, lo siente y lo padece todo al doble que la mujer. El hombre se queja por un dolor mínimo y la mujer lo comprende, le da cariño aunque sepa que ese dolor es una tontería porque el hombre no sabe lo que es un parto. 

Con respecto a diferencias entre hombres y mujeres demostradas hay pocas. El hombre es más hábil con mapas y actividades visoespaciales que la mujer y ésta es más hábil con la comprensión y la sensibilidad que el hombre. El hombre es más agresivo y más cuando son temas de familia o de protección hacia los suyos. El hombre tiene ese arma poderosa, las fuerzas le aumentan cuando lleva el coraje y la ira de meterse con lo suyos. 

Conclusión: Que el hombre miente por  supuesto pero no miente más que la mujer simplemente éste lo hace peor porque está en sus genética no ser bueno con las palabras. Que el hombre es sensible por supuesto pero es porque nadie le enseñó a mostrar sus sentimientos de debilidad, ya que está mal visto socialmente.

Espero que les haya gustado, e intentado aproximarme pero alguno de mis profesores lo hubiera hecho mil veces mejor. 

He encontrado esta foto que realmente no quiero que siente mal a nadie, simplemente me hace gracia porque no es real pero bueno. Si la ampliáis se ve mejor. 




P.D: llevo unos días desconectada de este mundo y espero que me perdonéis pero ya os contaré el porqué. 

martes, 16 de noviembre de 2010

Deseo

Teníamos que huir, teníamos que dejar que las personas de nuestro alrededor no nos intoxicaran más. Queríamos estar juntos y no lo hacíamos por miedo, eso se acabó. Te necesitaba, necesitaba verte, tocarte, eras mi deseo en ese momento mi perdición. Estás prohibida y ese hecho de pensarlo me hacía querer estar más tiempo contigo. No lo aguanté más. Fui donde dabas clases particulares y al salir de la academia te perseguí con el coche, te hice ver que debíamos estar juntos, que eras para mi que sin ti no podía, no tenía razón para ir a mi casa y acostarme una vez más solo. Y 10 años es mucha la diferencia? No lo noto, no lo noto porque cuando te metes en mi cama, cuando nuestros cuerpos se funden todo eso da igual, nos amamos como si fuera la última vez y es cada vez más intenso. El mundo se acaba cuando nosotros nos besamos, todo se revuelve, todo se revoluciona y nosotros nos volvemos uno, te siento tan dentro de mi que te noto. Te añoro y sé cuando estás deprimida, alegre o empatica. Necesito que vengas conmigo que nos amemos, no puedo más, Te veo en cada paso que doy y a cada lado que miro. Es imposible no recordarte.



La noche interminable, el deseo de agarrarte y no soltarte era una locura sublime, me parecía eterna tu estancia en mi cama a la vez lo odiaba pero luego me encantaba. No podía controlar mi cuerpo. Me pides que te bese, que te de un simple beso y no puedo, no puedo parar porque cuando entro en tu cuerpo, cuando te toco es una efervescencia de hormonas, un volcán en erupción que jamás para. Es superior a mi, me estoy volviendo loco, no puedo parar de pensar en tus pechos, en tus labios, en tus cejas que hacen de tu mirada desafiante, misteriosa y a la vez picante. Te confundí con mis sábanas en más de una ocasión, te confundí con el aroma a flores del incienso, te confundí con la noche y era por el ansia que tenía de amarte.  Me encanta mirarte, me encanta verte recién levanta. Me pones muy malo y cardíaco, no puedo parar de pensarte, de imaginarte, de desnudarte, de soñarte en mi cama, desnuda pasando un frío inexplicable mezclado con un calor impensable.



Te deseo, deseo tu cuerpo, deseo tus piernas, deseo tu culo, deseo tus pechos, deseo tus sonrisas, deseo tu locura de pelos rizados y mechones marrones mezclados con negro azabache, deseo tus dientes, tus cejas, tus pestañas, deseo tus pies, tu vientre. Me encanta estar acostado encima de ti notar tus latidos, tu barriga haciendo ruidos y por otro lado, ver que mañana te irás porque no podemos estar juntos, y ver que lo mismo tardamos meses en volver a estar en este congelado momento me entristece.

Como puede significar esto un juego para ti. Qué quieres de mi? Pídeme un vestido y te lo daré, pídeme una joya y te la daré, pídeme la luna y te la bajaré, pídeme lo que quieras porque me tienes desde el día que te vi, desde el día que tu mirada se cruzó con la mía, esa mirada llena de locura juvenil, de locura insaciable y ternura preciosa, de ingenuidad y a la vez picardia. He perdido el juicio por ti, he dejado que hagas conmigo lo que quieras, te he dado mi voluntad y he perdido mi dignidad porque te la di en aquél momento. Sé que estás prohibida pero no puedo dejarte escapar, no puedo, simplemente, no puedo. Es superior a todo lo que pasa por mi mente, he dejado una relación de años por estar contigo, por querer amarte, por querer desearte todos y cada uno de los días, por volverme loco con tu aroma a mujer.


Esclavo de tu amor, esclavo de tu cuerpo, esclavo de toda tu esencia y aun así me da igual que hagas conmigo lo que quieras. Pierdo el sentido del tiempo de la vida, de los momentos que tengo con otras personas porque simplemente quiero estar contigo.

Soy muñeco de tu imaginación, muñeco de tu pensamiento y a día de hoy no me importa serlo de tu reflejo. 

Me conformé con tu sexo, me conformé con tu sombra pero ahora te veo con un chico de tu edad, te veo ilusionada y gustándole a los chicos, me vuelvo loco, pensar que ellos te pueden tocar y no poder decir nada, frenético sabiendo que no serás mía al final del día y que corro el riesgo a ser dejado por un chico con una moto y una gorra de pandillero. Supongo que esa eres tú, esa es la magia y el fervor que te cubre, supongo que me dejé llevar demasiado pero no cambio por nada el hombre que me has hecho sentir.

"Guerra, caza y amores, por un placer mil dolores"

lunes, 15 de noviembre de 2010

Una flor que se marchita II

Para los que quieran leer la primera entrada, aquí la tenéis.



Todos los días una parte de mi se acercaba a la ventana con la esperanza de verte aparecer por la esquina de mi calle, todas las noches al bajar la persiana miraba al cielo para pensar en ti. Cada día era más duro que el anterior porque cada día olvidaba una parte de ti y me odiaba por ello, cada día era una lucha para salir adelante, para intentar no pensar, para intentar no sentirte en el frío de la habitación.

Pasaron días, semanas y meses. Volviste con un simple mensaje de texto y mi vida cambió en 3 segundos que fue el momento que tardé en leerte. Me vestí, me dirigí a verte y te pensaba irreal, una broma, un sueño, te soñaba y me soñaba como lo había estado haciendo durante días, semanas y meses. Soñaba el reencuentro, soñaba la llama que seguiría viva y allí estaba.

Delante tuya de repente saltaron lágrimas por mis mejillas, sin parar, te acercaste a mi aterrado. Nos besamos, nos abrazamos. Aquella noche me sentí viva de nuevo, compartimos cena, cama, charlas, desayuno, cama, compartimos un nosotros de nuevo. Soñé que te ibas, me desperté pero estabas allí a mi lado, abrazándome. Te sentí caliente junto a mi y me volví a dormir.

Me volviste a decir que te ibas pero para siempre esta vez, que no volverías, que aquello sería demasiado para nosotros. A gritos le odiaba, le maldecía pero a la misma vez lo amaba con locura. Me odiaba por gritarle a una parte de mi pero a la vez era necesario.

¡¡¡Déjame!!! Por favor déjame o ser feliz contigo o intentar superarte. No superarte pero si aprender a vivir sin ti... No es fácil para ambos pero supongo que esa decisión estaba tomada desde el día que nos conocimos.

Los días son eternos, las semanas son agotadoras y los meses son insuperables. Aquí me quedo yo, no sabes si dejar que me vaya contigo o dejarme aquí tirada. No sé qué quiero, una parte de mi quiere seguirte al fin del mundo, otra parte de mi tiene miedo que la próxima vez que te asustes me dejes sola en cualquier lugar incapaz de volver.

Esa respuesta la tienes tú, esa respuesta siempre la tuviste tú.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Reclamo....

Siento usar el blog para esto pero si no lo digo reviento. 



Ayer día 11 de Noviembre hubo una manifestación en todas las facultades de psicología de España para que se nos declare personal sanitario. 

Desde el 2003 se estableció una ley organizativa de personal sanitario LOPS en la cual se excluía a la psicología del personal sanitario. Hasta el día de hoy y de hace unos meses atrás el gobierno ha comenzado a ejercer su soberana justicia en los centros médicos que dan psicotécnicos para el carnet de conducir ya que exigen a ese personal que acredite su diploma o certificado en el que se declara su experiencia sanitaria. Pues bien, a día de hoy una persona que está estudiando psicología no podrá ejercer su profesión legalmente hasta que no sea declarado personal sanitario. Nosotros no queremos que así como por arte de magia se nos reconozca a todos como personal sanitario, ya que sabemos que es demasiado pedir. Queremos que se nos dé la oportunidad de hacernos personal sanitario. Que tenemos que hacer un máster para ser personal sanitario pues lo hacemos, nadie dice lo contrario pero ese máster no llega y actualmente los psicólogo que se graduaron el año pasado o se gradúan este año apenas pueden ejercer. Ni un psicólogo en un colegio, ni una persona que trabaja en recursos humanos, ni un psicólogo social que trabaja con la población marginal, ni un neuropsicólogo que trabaja con pacientes puede diagnosticar ni tratar. 

El psicólogo que ejerce la rama que sea si se encuentra un caso de depresión debe diagnosticarla y proponer un tratamiento, la cuestión radica que a día de hoy quién puede hacer eso?
Pues solamente aquellos estudiantes de psicología que se hayan sacado su carrera con la especialidad en clínica y haya hecho el pir. El pir es una especialidad en la que se interna al psicólogo en un centro sanitario y se le forma durante 4 años. Por no hablar que el pir oferta 100 plazas al año para toda España y la oferta es grandísima. 

Si no nos reconocen el máster o no nos reconocen como personal sanitario un psicólogo que quiera tratar a niños, adolescentes o a colectivos marginales tiene que formarse durante 9 años si le aprueban el pir y luego durante otros dos años más para realizar su máster y poderse especializar en la rama que quiera. 

Dónde se va a llegar con esto? A que la demanda hoy en día de psicólogos sociales, educativos, investigadores, etc. es enorme y seguirá aumentando. Quién puede diagnosticar y tratar? Solamente aquél personal que acredite haber hecho el pir. Y cuántos hay en España? Un grupo reducido... 

Uso el blog porque es un tema que me concierne, porque hoy estuve en la universidad gritando como la que más porque espero que mañana en los periódicos se vea reflejado que nos importa nuestro futuro y para que se enteren de una vez que la psicología es una ciencia reconocida, que es social y demandada por la sociedad actual en un alto porcentaje.

Me tiño de morado ya que al ser el color representativo de la psicología intento ayudar a mi futuro.  

Gracias por escuchar mi discurso. 


jueves, 11 de noviembre de 2010

Fragilidad mínima.



Viajabas a través del viento, evitando tempestades, apartando con gracilidad las nubes, las lluvias, los granizos, el sol, los huracanes y todas las catástrofes de la naturaleza que se unía una vez más para intentar logar algo que nunca antes pudieron, destrozarte.

Todos los días te levantas para luchar una vez más contra todos los elementos de la naturaleza, para ir contra corriente y poder superarla con la fuerza de la palabra, de los sueños, de las ilusiones. Las penas no tienen cabida en este viaje, las tristezas no están contempladas por la fuerza que en tu interior se halla, no puedes limitarte a sentir, no puedes limitarte a mirar a través del espejo. La fuerza con la que evitas todos los elementos de la naturaleza, la fuerza con la que todas las personas que te quieren se hicieron alguna vez.

Granizos te despiertan en la madrugada, granizos que perturban tu sueño y se introducen en lo más profundo de tu mente para intentar corromperla pero todos saben que es imposible corromper aquello que posees, todos saben que tu fuerza, tu valor, tu coraje, tu furia y rabia son más poderosas que todos los elementos juntos.
Más duro que el diamante, que ya es decir, más frío que un iceberg y a la vez más caliente que un volcán, con la fuerza de los mares, con la pasión de los vientos y del cambio de éstos. Eres un dios, eres duro, eres poderoso y debes saberlo, nadie puede contigo, que tu fuerza interior supera todas las fuerzas jamás antes vistas por el hombre.

Siempre entre guerras, siempre luchando, siempre sabiendo cómo desempeñar las tareas de un hombre de leyes, de un hombre al que no le tiembla el pulso a la hora de matar a un hereje. La roca más dura a tu paso se retiraba para no ser destrozada, las penumbras se hacía luz u oscuridad a tu antojo, la tarde caía o se levantaba así quisieras, el tiempo eras capaz de detenerlo sin ningún miramiento, los árboles dejaban de moverse si ese era tu deseo, la naturaleza a tu disposición pero en contra tuya, duermes con el enemigo y te gusta. 

Como ningún elemento podía contigo, como ninguna fuerza podía contigo, ningún ser humano, ningún animal, ninguna criatura de Dios podía luchar en tu contra y salir airoso ni menos victorioso. Se reunieron todos tus enemigos y eran muchos, acordaron gastar el último cartucho.



Te encontraste caminando cierta mañana después de una larga noche en busca de una cama y tu casa. En aquél camino te encontraste con la más hermosas de las flores, una hermosa flor que pedía a gritos un día más para florecer en su plenitud y poder mostrarle al mundo, a las abejas, a las moscas, a las avispas, a las mariposas que aquella era la flor más hermosa que el mundo había podido contemplar jamás. Que habían sido días de germinación muy duros y bastante agotadores.
Nadie jamás pudo explicarse como de la noche a la mañana una persona tan fría, tan dura, tan rauda, tan ágil, tan conocedora de muchas artes milenarias se mostró ante una hermosa y bella flor de unos 20 cm que cabía en la palma de su mano, una flor que le devolvió la sensibilidad del mundo exterior, esa sensibilidad que creía perdida desde hacía décadas, pues volvió. No hicieron falta tifones, volcanes, huracanes, terremotos, personas, tanques, nubes, sol, fuego. Simplemente hizo falta mostrar que hay toda una fragilidad terrible y bella ahí en las afueras de nuestra vida. Que más allá de las cosas que se rompen, de todo lo material que termina siendo finito, hay una naturaleza que es aún más frágil e importante que toda esa materialidad.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Esta es la historia de mi vida... no hay más.

Y esta es la historia de mi vida.

Crecimiento, ingenuidad, caerse, levantarse, llorar, comer, jugar, hacer deporte.
Adolescencia, timidez, rubor, fealdad, pubertad, vello, físico, estudios.
Madurar.
Ilusión, decepción, superación, recaída, ilusión de nuevo, amor, pasión, deseo, sexo desenfrenado, madurez, fiesta, alegría, embriaguez, agobios, estrés, saturación, estudios, soledad, frialdad, decepción de nuevo, pérdida de amigos, pérdida de familia, nacimiento de familia, sentimientos derrotistas, indefensión, nacimiento de la ilusión, nacimiento de la esperanza, muerte de sensaciones, deseos, satisfacción, añoranza, perdida, tristeza, pena, virtud, gloria, lluvia, sol, fiestas de nuevo, locuras, niñez de nuevo, crecimiento y orgullo.

martes, 9 de noviembre de 2010

Es así.

-No tengo dinero, no tengo trabajo, estoy en medio de un divorcio pero soy feliz y te diré porqué. 

23 años han sido los que he necesitado para despertar, 23 años han sido los que me ha dado la vida, el castigo o el regalo que he obtenido de algo que no era buscado, sino premeditado. 

Aquella noche entre ti, entre tu cuerpo, tus caricias, tus mieles, tus sabores, tus olores, aquella noche creo que volví a saber lo que era la vida, volviste a despertar en mi el morbo de lo prohibido, lo real, lo imaginario, la locura y la pasión que se daban cita para ver una película. Supongo que aquella fue la locura de la que nunca me arrepentiré, supongo que aquel día en tu imaginación era una que luego terminó siendo otra. Me convertiste. Droga dura directa al corazón. Tardaron segundos en ponerse todos los pelos de mi cuerpo firmes para alzarse al amor, a la locura, al deseo, a la más tórridas y escalofriantes de los sentimientos que se acompasan al igual que en el sexo. 

No paré, pensé que podía llevar las dos vidas a la vez, pensé que podía ser una buena madre y también buena amante, pero todo me superaba porque cada segundo que volvíamos a tener una pasión, una locura y unos sentimientos enormes en común no quería vivir más en una mentira. Tú estabas dispuesto a estar por mi, a esperarme y a vivir conmigo. Los dos habíamos tardado mucho tiempo en encontrarnos, acordamos y pensamos que había sido así por culpa del destino que alguien nos jugó una mala pasada y que no nos encontramos cuando debíamos haberlo hecho antes de llegar a esto. Nunca es tarde si la dicha es buena. Pensaba decirlo, pensaba sentarme con mi pareja, hablar con él y decirle que había encontrado una razón para vivir después de todo. 

Pero no lo hice, no dije la verdad, me pillaron e hice las cosas mal. No me arrepiento y sabía que tarde o temprano me explotaría en la cara. Quería sentirme viva, mi pareja me besaba, me tocaba y no sentía nada, solo era cariño y lo he querido, lo he amado mucho pero me he dado cuenta de con quién quiero sentirme viva, de quién me hace sentir viva. Puede que no dure, pero ahora mismo solo quiero estar entre tus besos, entre tus brazos, en tu casa dormir y despertarme contigo. Quiero olvidar todo lo que sea un problema para amarte. 

Te volvía a amar como si fuera una adolescente llena de hormonas, de juventud y de ganas de conocer el cuerpo humano y eso que había perdido toda esperanza. Te amé con mi sabiduría y experiencia pero también con las hormonas de una mujer algo loca. Mereció la pena. 

Algunas historias tienen finales felices, pero otras son todo lo contrario de lo esperado, contado, soñado o deseado. 

Y porqué? Miedo a perder algo seguro, miedo a que lo que supuestamente nos hará felices se desvanezca al siguiente día.