jueves, 11 de agosto de 2011

Aprender.




Aprendí que los días pasan volando, que te das cuenta un día que eres una estudiante de secundaria con granos, ropa deportiva y mas rellenita de lo normal y que al día siguiente eres la irreconocible o la buenorra del año.

Aprendí que tienes que saber apreciar la amistad, saber cuidarla.
Aprendí que las personas con las que te juntas dicen mucho de ti.
Aprendí que los días más cortos son los que más disfrutas.
Aprendí a perder lo que tenía.
Aprendí a recuperar lo que anhelaba.

Aprendí a amar.
Aprendí a sufrir.
Aprendí a volverme una estirada durante un tiempo y a que las personas me hicieran darme cuenta de mis errores.

Aprendí que en dos días el destino de un país o nación puede estar determinada por cuatro tontos o por un atentado.
Aprendí que si arriesgas puedes ganar o perder.
Aprendí que el arriesgar tiene sus consecuencias, que de las perdidas también se aprenden y que a veces las perdidas pueden significar ganancias.

He aprendido a vivir sin ti, contigo y con los de tu alrededor.
He aprendido a crecer, a valerme por mi misma, a sentirme mujer, a sentirme querida, amada, rechazada, idolatrada e ignorada.

Aprendí que las discusiones no dan soluciones, que las peleas no erradican los problemas, que los hechos son los que realmente cambian a las personas.

Aprendí a confiar y a desconfiar, aprendí a sentir y aquí estoy.


Aprender es una palabra con muchas connotaciones, aprender de todo y de todos. Hoy he aprendido una lección muy valiosa que forma un punto y aparte de mi vida.

No debes prejuzgar nunca, porque te llevas chascos, tanto de buena manera como de mala.

3 comentarios:

Mónica87 dijo...

Nos pasamos la vida aprendiendo.
Estoy contigo en que hay que intentar no prejuzgar... porque nunca se sabe ;)
Besos!

laura dijo...

Los prejuicios no sirven para nada, no. Solo dan problemas.
Me han gustado mucho todas estas reflexiones; para mi, la mejor entrada que he leido en tu blog =)
Un beso!

hEto dijo...

Tienes más razón que el santo Job.

Y no podías haberlo escrito más bello y hermoso.



Saluditooo (síii, con coña).
:)




[mierda!!, mira que no me acabo de acostumbrar a decir palabros como bello y hermoso sin que me salgan sarpullidos en las axilas; pero en esta ocasión es lo que he sentido y pienso, joer]