lunes, 20 de diciembre de 2010

El valor de un te quiero



Te quiero.

Te quiero es una palabra mágica que cambia el mundo, te quiero es una palabra que une y desune a tantas personas que lo dicen de verdad como a las personas que lo dicen falsamente.

Tengo un pensamiento que ronda mi cabeza, una creencia y una esperanza de que esta palabra algún día termine con las guerras que hay en el mundo.

La palabra te quiero provoca una alegría, provoca una esperanza, una ilusión, magia y puede provocar que cambie la vida de muchas personas.

Te quiero cuando te lo dice tu pareja te alegra el día, te motiva, te sientes deseada y bastante bien contigo mismo. Ese te quiero sirve para superar distancias, para superar desconfianzas, infidelidades, rumores y malas acciones. El amor cuando es puro se reconoce a bastantes kilómetros.

Te quiero cuando se lo dices a un amigo puede provocar que este amigo confíe, que se sincere, que te acerques a él. El amigo que tienes te ayuda y con un te quiero se lo agradeces de alguna forma. El amigo que te dice que te quiere se ha dado cuenta de eso exactamente y siempre hay que agradecerlo.

El te quiero a una madre es decirle que lleva razón, que todo lo que ha hecho en la vida ha sido por y para tu bien, que jamás pretendía molestarte que jamás intentaba que sufrieras y de eso te das cuenta únicamente cuando pierdes a un ser tan querido. Por eso siempre antes de perder a nadie debes dejarle claro lo mucho que te importa aunque te cueste la vida.

Cuando tu madre te dice que te quiere es porque se siente muy orgullosa porque gritaría a los 4 vientos que tu eres su hija y porque farda de ti aunque no tengas nada por lo que fardar. Las madres no crean personas que ganen un buen sueldo y ya, no. Las madres crean personas autosuficientes, capaces de cuidar de si mismos, capaces de crear una vida, de proponerse unas metas y lograrlas. Una madre que te dice que te quiere también te está dando ánimos a seguir con un objetivo que te marcas. 

Un amor que te dice que te quiere puede que sea algo malo, porque los amores deben demostrarlo pero siempre decirlo ayuda mucho a todo. 

Para alegrar el día a alguien o hacerle saber que estamos que somos que sentimos y que padecemos lo mismo que ellos pues un te quiero nunca viene mal. Ayuda mucho a sentirse mejor, porque significa que te importa mucho lo que esa persona piense de ti, que te importa lo que esa persona quiere de ti, lo que necesita, l que sabe, lo que odia, lo que le encanta. 

Di un te quiero porque son dos palabras y 8 letras que pueden cambiar mucho. 

8 comentarios:

Mónica87 dijo...

Me encanta tu entrada :)
sobre todo el segundo párrafo... que bonito! que lleno de ilusión!

Y el último... ojalá se dijera más. A mi me cuesta mucho mostrar mis sentimientos, y muchísimo decir esas dos palabras... de hecho nunca se lo he dicho a ninguna de mis parejas.

En el 2011 me propondré decírselo a las personas que quiero... empezando por mi madre.

Besitos wapaa!

Edmundo Dantés dijo...

^^ ¡Te queremos! ^^

...se te ha olvidado decir que hay que tener cuidado de no decirlo demasiado, ni demasiado pronto.

¡Un abrazo!

Camomila dijo...

Como cambia el mundo cuando nos dicen que nos quieren. Todo se vuelve perfecto en ese momento.

Senovilla dijo...

Decía un sabio que a los humanos se les mide por la cantidad y calidad de sus amistades, tengo la fortuna de que formes parte de mi entorno.

Te deseo una Feliz Navidad en compañía de los tuyos y que tus sueños se cumplan siempre.

Un abrazo

Balovega dijo...

Buenas noches..

Hemos entrado en la semana de navidad...

Que tengas a partir de ahora, los mejores momentos, las mejores fiestas, todo lo mejor te deseo junto a los tuyos... Un saludo

.A dijo...

pero que cuando se diga..
sea de verdad..

plinnn... dijo...

!Tequieroooooo!! Qué bien suena si se dice con el alma y se escucha con el corazón :)) muchas gracias por tu comentario:)) y muy feliz Navidad!!! :))) biquiñosssss

Dionisio dijo...

Un te quiero es un zarpazo al corazón, un zarpazo que da gusto sentir.