miércoles, 8 de agosto de 2012

Un grito.

Eres un imbécil!

Me da una impotencia y una rabia grandísima que hagas como que me escuchas, si no me quieres escuchar dilo, que no hay problema que entiendo que todos tenemos nuestros problemas y que nadie quiere escuchar las tonterías de los demás, pero si empiezas por favor presta un poco de atención.

No solo hombres, sino, todo el mundo. Me revienta de una manera exagerada que la gente haga como que te escucha, que te de monosílabos y que después no sepa que leches le has dicho!

Y encima por si fuera poco, luego dicen perdona, de manera que no puedes pegarles una voz o una hostia, a favor del consumidor. Me da una rabia y una impotencia que tenía que chillar, que tengo que decir que eres idiota, que para eso prefiero no tener amigos. Que me escuches cuando te hablo o te digo algo.

Ahora entiendo qué tiene que sentir un jefe o jefa de una empresa o alguien que tenga empleados a su cargo. Lo entiendo porque para los jefes sus empleados siempre van a escuchar lo que les dicen y con mucha atención, cosa que les beneficia y para ello les pagan. En fin, pienso muchas veces que en esta sociedad hay demasiados egoístas, personas que te dicen que te escuchan y no lo hacen pero luego te putean si no les escuchas tu a ellos sus monólogos de pena y de víctimas del mundo.

Yo tengo que escuchar todas tus mierdas, pero para las mías no hay tiempo...

No me gusta, y es más ahí te quedas. Que no pido tanto, solo pido 5 minutos de tu atención al día y ni al día, simplemente cuando puedas. No te cuento tonterías, no te cuento problemas, te cuento cosas que pienso u opino de la actualidad y tu pasas...
Y bueno porque no me meto a hablar de las conversaciones besugo, las típicas en las que la gente se limita a decirse monosílabos por todos lados, ahí ya si que me matan....

-mmmm
-que tal?
-bien
-te quiero
-guapo
-guapa
-mmm

--Solo los sabios tienen grandes cosas que decir--

2 comentarios:

Aliena dijo...

Para mandarlo a paseo!!! lástima que no sea tan sencillo...

Ánimo! espero que al menos gritar te haya desahogado, por lo menos que nos sirva el blog para eso :)

Besos!

Little dijo...

En fin, a veces es más sencillo decir adiós que seguir con tonterías.

Me encanta la última frase :-)