sábado, 12 de febrero de 2011

Los padres


Puede que mi última entrada diera demasiado para hablar y puede que se malinterprete de ciertas maneras. Quiero explicarme para que esto quede realmente claro.

Cuando digo que los padres son los que tienen la batuta sobre la educación de sus hijos es verdad, eso es tan cierto como la vida misma. Nosotros nacemos en un seno de amor y nos vamos criando, creciendo y madurando dependiendo de las palabras, apoyos y regaños que recibimos a lo largo de los años. Cuando un padre regaña a su hijo, por supuesto que no lo hace por maldad, por supuesto que un padre no quiere dar un correctivo a su hijo pero debe hacerlo para que encauce su vida.
Quiero poner el ejemplo de mi familia.

Mi hermano es un año mayor que yo, repitió curso en el instituto y por temas varios terminó la E.S.O a duras penas, hizo un módulo y está en paro sin encontrar trabajo como una gran parte de españa. Mi hermano cada vez que suspendía, mis padres le recriminaban y le decían que si quería ser un 0 a la izquierda, etc. yo no me meto con sus métodos pero ellos querían que el estudiara una carrera, etc. y no ha podido, entonces creo que han fallado. Por otro lado, el siempre ha recibido demasiada protección por aquello de ser un niño un poco diferente a lo normal. Entonces puede que le exigieran siempre más de la cuenta.
En cambio yo cuando empecé el instituto tenía claro lo que quería y siempre les decía a mis padres que mi futuro es algo mio que me tengo que construir yo y que no se metieran, mis éxitos y mis fracasos son míos y de nadie más.

La cuestión radica en que las personas somos diferentes, los hermanos somos diferentes y en una misma familia pueden haber mucha diferencia. Por supuesto que no hay un libro escrito o un diccionario, o manual de instrucciones que diga cómo ser un buen padre o como lograr que sus hijos tengan éxito en la vida, claro que no. Pero muchas veces una palabra, un gesto, una cara en el momento adecuado es lo justo y necesario para cambiar el mundo de un niño. No se sabe cuando, eso se va aprendiendo con forme una mujer va teniendo hijos y un hombre se va creando como padre.

Los padres tienen la culpa, por supuesto pero ellos lo hacen lo mejor que pueden y los hijos son moldeados por su casa, por la tele, por los demás, etc.

Mi conclusión es que en la anterior entrada quizás no me expliqué bien pero lo que intentaba decir es que a veces la presión es demasiada y cuando una persona es débil ante la presión actúa de diversas maneras. Entonces un padre quiere lo mejor para su hijo y que se alcance la perfección pero a veces las formas de alentarlo a hacerlo no son las adecuadas.

Si he herido a alguien pido disculpas de ante mano.

6 comentarios:

Pilar dijo...

No hieren las palabras sinceras, sentidas y correctas como son siempre las tuyas, pero seguramente no tod@s vemos las cosas del mismo modo, y ni siquiera las vemos igual al paso de los años, o al cambio de papeles.


Un abrazo,

CreatiBea dijo...

Los padres no son perfectos por el hecho de ser padres. Se equivocan,y negarlo es ir en contra de la realidad, pero sí es cierto que lo hacen lo mejor que pueden y que dudo que algún padre no quiera lo mejor pasa su hijo. lo malo es que, a veces, lo que los padres consideran lo mejor, no es lo que realmente quiere su hijo.

Tema espinoso y complicado.

Alice dijo...

Es cierto, los padres no son perfectos, y seguramente muchas veces intenten que no repitamos sus errores... supongo que en ese afán, puede que nos acaben exigiendo más de lo que podemos asumir.

Me pregunto cómo seremos nosotras cuando tengamos hijos...

Besos!

VanBasten8 dijo...

Supongo que como todo en esta vida, no sabremos lo dificil que es hasta que lo experimentemos nosotros mismos...

Un saludo =)

silvia dijo...

La verdad es que tienes razon, la actitud de un niño cambia de acurdo a como lo tratan sus padres. Si le dan todo lo que quiere sera un niño mimado, y casos asi, y si el padre tiene la culpa. Pero no hay que recriminarle, por que nadia nace sabiendo como ser padre.
Un beso si puedes pasate!

Mar dijo...

Hola:

Para nada ofendes, me encanta que seas tan sincera en tus entradas.

Tus padres intentaron sacar lo mejor de tu hermano y no creo que fallaran para nada. Tu hermano no tiene trabajo porque, como bien apuntas, no estamos en el mejor momento, pero sí tiene medios para defenderse en el mercado laboral, tiene un ciclo formativo por lo que he leído y eso es una titulación profesional.

Besos y suerte para tu hermano.