miércoles, 9 de febrero de 2011

Relatos del ayer

Me cansé de esperar. Sabía que te habías ido, sabía que lo necesitabas, que no volverías, te despediste de mi, cosa que agradezco pero no sé porqué todos los días que me siento en el columpio pienso que vendrás por detrás como siempre, que harás la típica broma, que me tiras y que me saludaras empujándome y preguntándome si he hecho los deberes. 

Cierto es, que la esperanza es lo último que perdemos, más cierto es aún que los hechos tangibles al final son los que cuentan, pero claro, la realidad es que no puedo jugar con los demás y que me quedo sola en el columpio creando la idea en mi cabeza de que mañana nos volveremos a ver. Una realidad que me gusta más porque está hecha a mi imagen y semejanza. 

A veces, las pérdidas más duras son las pérdidas que uno esperaba, la que estaba anunciada. 

3 comentarios:

Mónica87 dijo...

Precioso, como siempre.
Esperar por algo, que sabes que no va a volver... es muy duro.
Besitos!

silvia dijo...

Si... esperar a alguien que no volverá duele... También muy cierto la esperanza es lo ultimo que se pierde... Me encanta el texto :D
Un beso si puedes pásate!

Arena dijo...

Una pérdida siempre es dolorosa, nunca terminamos de recuperarnos, pero el tiempo nos ayuda a aceptarlo y afrontarlo.
Muchos saludos!!!!