miércoles, 26 de enero de 2011

El fracaso

Qué supone el fracaso? De qué depende el fracaso?

Quiero reflexionar porque y si no estoy preparada para el fracaso?

Hoy hice un examen, ese examen está considerado como el peor de la carrera, es una asignatura en la cual están matriculadas cerca de 250 personas o más y realmente es alucinante el porcentaje de suspensos que tiene la asignatura y creerme  cuando digo que no es por la profesora. La profesora da unas clases bastante sencillas, la profesora da lo clásico y básico pero es que ésta asignatura es de estudiar todos los días desde que empiezas hasta que llega el examen. Entonces me hace gracia porque en la carrera hay personas que todavía piensan que es como estar en el instituto que estudiando el día de antes puedes aprobar de sobra, pues no es así. 

En fin, a lo que iba. 

Todos llevamos por delante siempre el no, según dicen los padres, los consejos, etc. Pero y si llevas preparado el si, y si estás preparado, estás seguro de lo que tienes, de lo que vales, de lo que sabes y de lo que no, pero te llevas el chasco? Entonces realmente qué pasa ahí? 
Es decir, somos humanos, sabemos que erramos, sabemos que no todo en esta vida nos tiene que salir bien, sabemos también a fuerza de experiencia que siempre hay varias oportunidades, que cuando se cierra una puerta se abre otra y esto es así. Cuando una persona tiene una alta motivación y una alta expectativa si resulta negativa esa persona no sabe quién es o qué ha pasado, esa persona cambia de ser totalmente por culpa de una variable extraña por llamarlo de alguna manera, cambia por culpa de algo que no pudo controlar. 

Qué pasa cuando te preparas toda la vida y no puede ser, es realmente frustrante. 

El fracaso algunas personas lo saben llevar mejor que otras, unas personas ante el fracaso se enorgullecen y van directamente y corriendo a conseguir otra oportunidad a intentarlo de nuevo a salir corriendo por la puerta y decir aquí estoy yo y voy a seguir intentándolo hasta que se agoten las oportunidades. 

Otras personas tiran la toalla y acuden a la manera más sencilla o a la forma más fácil de conseguir algo que no se necesite tanto esfuerzo o que por lo menos no cueste tanto tiempo. 

Otras personas se deprimen, sienten que no sirven para nada pero siguen ahí y lo intentan más veces, entonces por lo menos siguen estando ahí, siguen pensando que la vida tiene más derroteros.

Otras personas buscan la última oportunidad, se crean expectativas nuevas pero esta vez se hacen el cuerpo a que es la última oportunidad, se presionan y algunas responden bien y otras no. 

Quisiera ser lo más positiva posible y decir que nadie fracasa o que el fracaso alimenta la esperanza del éxito pero no estaría siendo justa porque ni todos tenemos éxito ni todos estamos siempre fracasando. Entonces es lo que nos queda, nosotros y nuestras circunstancias. 

El fracaso nos forja, nos forma en la manera de ser que tenemos, el fracaso nos hace más fuertes o más débiles pero nos cambia y esa es la conclusión que puedo tomar yo. 
Si fracaso, si todo el tiempo que he empleado en estudiar no ha servido de nada no sé como me lo tomaré simplemente sé lo que seré dependiendo de cómo me lo tome. 

Una paradoja no? Que un suceso negativo nos haga ser quiénes somos realmente. Supongo que puede ser y puede no ser así pero hasta hoy simplemente puedo limitarme a escribir. 


5 comentarios:

Mónica87 dijo...

Estoy de acuerdo contigo, el fracazo nos cambia.
Yo soy super dura conmigo cuando siento que fracazo, me machaco mucho! y me deprimo bastante... pero luego me voy recuperando y lo vuelvo a intentar.
Creo que es muy importante tener metas en la vida, aunque fracacemos.
Besitos!!!

VanBasten8 dijo...

El fracaso es un término bastante feo, pues no tiene ninguna connotación positiva. Pero como todo en esta vida, es necesario para poder avanzar. Alguien que no haya fracasado en la vida es equivalente a alguien que no ha cometido errores con lo cuál, no ha aprendido nada de sus acciones.

No hay que tener miedo al fracaso. Recuerda que a cada uno se nos pone dónde nos toca con el tiempo.

Un saludo

Regalp dijo...

Para mi el éxito está en el camino, no en el resultado.

Para mi éxito es hacer todo lo posible para conseguir algo y no desfallecer por no conseguirlo.

En esta vida somos excesivamente resultadistas y eso provoca que a veces valoremos la meta, el fin, por encima de los medios que hayamos utilizado para lograrlo.

Bicos

Mar dijo...

Hola, Teologiades:

Cuando yo me encuentro con algo parecido a lo tuyo, pienso también que otras personas lo consiguieron, entonces también pienso que yo no soy ni menos ni más, por tanto, también puedo conseguirlo.

Si algo se me resiste demasiado, valoro si merece la pena seguir intentándolo. Una asignatura no puede tener más peso que lo que llevo ya aprobado, por tanto, me acojo a lo del primer párrafo y si cometo el error de suspender, siempre puedo enmendarme en sucesivas convocatorias.

Ánimo, me parece que lo que tienes son los nervios propios de que vas a hacer algo muy importante.

Muchos besos.

AdP dijo...

si todo el tiempo que he empleado en estudiar no ha servido de nada...

Incluso en del fracaso se pueden obtener cosas positivas. Admite una escala, desde algo nimio hasta el fracaso más absoluto, desde no perder nada hasta perderlo todo. No siempre nos encontramos en uno de estos casos extremos, y, por tanto, existe la posibilidad de hacer balances, existiendo en todo momento cosas tanto positivas como negativas. Incluso el caso del fracaso absoluto se puede ver como una oportunidad de empezar desde cero. Hay gente que daría lo que fuera por tener una de estas oportunidades. En cualquier caso, una buena dosis de fuerza de voluntad siempre viene bien para salir adelante.

Saludos.