martes, 11 de enero de 2011

Pensar da para mucho

Desde el fondo de mi más sincero corazón debo decir que siento no haberme podido conectar durante algunas semanas por motivos que no están a mi disposición. Ahora mismo me voy a empezar a poner al día con los blogs de mis seguidores y los que no son seguidores, con los rincones que tanto llevo echando de menos y que espero que no hayan cambiado mucho.

Quiero deciros hola de nuevo con la siguiente entrada que escribí cuando estaba en los lejanos parajes de las tierras blancas y bueno no podía hacer otra cosa que escribir sobre papel ya que no tenía las teclas a mano.


Mucho tiempo libre, mucho tiempo para estudiar, pensar, pensar, pensar y pensar.
A veces pienso que estoy loca y luego termino dando argumentos en los que realmente me hago ver que lo estoy, que no paro, que estoy loca. Es que me pasan bastantes cosas pero no me pasa nada al mismo tiempo, porque todo lo que me pasa es producto de una imaginación bastante cruenta y bueno fantasiosa la verdad. Mantengo mi mente ocupada pensando en fantasías, en deseos que quiero cumplir, en sueños de un futuro cercano o lejano.

Esto es así, es complicado pensarlo todo, remirar todo 1000 veces y todas las demás que hagan falta.
Duele más de lo que nadie se imagina. Es esta la causa de mis rayadas? El pensar demasiado? Me lo han dicho muchas personas, que en poco tiempo puedo cambiar de idea como 1000 veces que puedo pensar que todo puede salir y al segundo siguiente que todo se va a ir al traste. Es esta la causa de no querer continuar con mi vida?

Quiero ser otra persona. Lo quiero todo y no quiero nada. Quiero no tener novio, quiero tener a mi mejor amigo todos los días conmigo. Quiero salir, saber qué es tener una relación puramente de sexo, quiero vivir historias de amores imposibles, quiero que un chico me ame y no le dejen estar conmigo, sí quiero saber qué se siente, quiero ser la otra en alguna relación quiero vivir en una película. Quiero engañar, quiero poder tener agallas para pedir un tiempo, para cambiar mi vida, sé que haría daño pero lo asumiría. Quiero poder tener fuerzas, coraje, valor y ganas de tirarme por un puente, o desde un avión.

Me hago mayor, en los parajes en los que he estado me han dicho que he cambiado, que soy toda una mujer, he cogido responsabilidades, he tenido experiencias unas buenas y otras no tan buenas que quiera o no me han servido para madurar pero esto conlleva otra serie de cosas. No me gusta saber que hay gente que depende de mi, odio tener que llevar esa responsabilidad a mis espaldas, odio pensar que si doy un paso en falso alguien sufre y aún más odio que sea por mi culpa, odio que no pueda hacer nada mal que lo tenga que hacer todo bien.

Tengo 20 años y ojalá ahora mismo pudiera viajar y hablar conmigo misma pero en 2007 y decirle que espere, que sea feliz, que disfrute de la juventud y que no tenga prisa porque al fin y al cabo las prisas no son buenas.

En resumen, mucho tiempo libre, muchas vueltas a mi cabeza, muchas cosas para pensar y pocas que hacer, no llego a grandes conclusiones que todo lo que pido lo puedo hacer si quiero, pero no lo hago supongo que son quejas sin sentido que son divagaciones de una persona que anda trastocada pero bueno me quejo porque al fin y al cabo me cansé de escribir y olvidé que mi mundo se desmoronaba por unos momentos.

6 comentarios:

Leibnitz dijo...

Decía Rober de Extremoduro algo parecido a esto:

Me gusta mucho tener ideas contradictorias porque así aunque me equivoque, se que llevo razón.

Y con pensar pasa algo así, solo que no es placentera la sensación que produce equivocarse sabiendo que conocías la solución... pero claro, no tenemos el nivel de alcohol y droga en sangre que tenía Rober en aquellos días.

En cuanto a madurar, el tiempo es una pequeña enfermedad que nos hace fermentar, algunas veces pienso que las personas no son tan diferentes a vinos y quesos, al principio demasiado frescos, y cuando superan el punto perfecto de maduración, se pican... ¿Pero acaso no queda aún mucho para que eso nos pase a nosotros?

Si, puede que ya no tengas 17 años, pero... ¡¿Y todo lo que has vivido en la diferencia?!

PD: Algún día echarás en falta todo el tiempo libre del que has podido disfrutar... y si dios me da salud te diré un clásico: ¡Te lo dije! que siempre joden un rato.

Un abrazo

Pilar dijo...

Pensar es bueno y con veinte años, aún mejor.
Espero que entre tanto pensamiento hayas elegido los buenos, los que te apoyan, los que te nutren, los que te dan motivos para pintar esa hermosa sonrisa en tu cara.

Bienvenida de nuevo a tu casa ;)

Mónica87 dijo...

Yo siempre he sido de pensar DEMASIADO... y no se si es bueno o malo.
Es bueno porque cada día que pasa me conozco un poco más, y empiezo a actuar de acuerdo con mis sentimientos.
Y malo, porque creo que la gente que no piensa, o piensa poco... se complica menos la vida y es más feliz.

Haz todas esas cosas que quieres hacer!
no te agobies porque solo tienes 20 años... y te va a dar tiempo de hacer de todo.

Yo siempre he sido así, siempre con ganas de comerme el mundo, de hacer de todo! y no dejar ni de vivir ni de experimentar nada.
He vivido muchas cosas, pero muchas otras me faltan... antes me apuraba, pero ya no, porque se que me va a dar tiempo de hacerlo todo, y el día que muera estaré más que conforme.

Besitos y llénate de pensamientos positivos :)

Kelevra dijo...

Imagino que esto no te va a pillar por sorpresa, pero yo también soy de los que le dan muuuchas vueltas a las cosas. Sin embargo, recientemente he aprendido que hay veces que no sirve para nada bueno, tal vez sí en los que nos concierne a nosotros mismos, pero cuando hay incluidas más personas a las que aprecias, es mejor disfrutar del momento y preparar el camino, que en el momento preguntarse a dónde lleva el camino.

Tienes 20 años, tal vez te parezca un mundo, tal vez querrías hablar con la chica de 17, pero hay algo mejor: puedes decirle a la maravillosa de 20 todo lo que quieras. Siempre es un buen momento para comenzar.

Un saludo.

La chica de los sueños de cristal dijo...

No te agobies anhelando vivir cosas que todavía no has vivido; vive el momento al máximo y disfrútalo. Todo lo que tenga que pasar, pasará.

silvia dijo...

Veo que te estas contradiciendo mucho, y si estas penando demaziado las cosas. Uno sueña mucho con cosas, talves pasen talves no. Tienes mcuho tiempo libre, busca alguna actividad para noa gobiarte entre tus pensamientos, ve una serie lee un libro. Hay tanto que hacer en esta vida.
Un beso :D