miércoles, 25 de julio de 2012

Hablemos de las decepciones.

Últimamente, quizás sea yo, o quizás sean las circunstancias diré que me decepcionan mucho. 

Lo malo de confiar, de poner el listón alto, de creer en los demás, de pensar que todos son buenos amigos, de pensar que nadie te va a fallar es esto. La decepción. 

Dime que sí y creeré que sí, dime que no y directamente no creeré, pero dime algo. No me digas que si y luego resulte ser un no, porque pierdo la ilusión, dejo de creer y me decepciono. 

Rabia, ira, frustración, decepción. 
La decepción es un sentimiento, un sentimiento bastante abstracto, en el que muchas personas te darían definiciones pero ninguna sería igual. 

La decepción al igual que la ira o el amor son sentimientos universales, son sentimientos que surgen a raíz de hechos o actos de los demás. 

Es el sentimiento que surge en la persona cuando pensabas una cosa y resulta que no era como tu pensabas, cuando tenías un plan y resulta que no sale, cuando tenías una cita y resulta que no ocurre. 

Todos hemos pasado por decepciones en la vida, algunas más importantes, otras más graves y otras menos, decepciones a manos de diferentes personas o diferentes cosas que nos han hecho ser más desconfiados. 

Que alguien te decepcione es una mierda (perdonad el taco), pero pasa y suele pasar cada día más, y pienso que es porque en esta sociedad se están perdiendo valores. 

Hoy me voy a la cama decepcionada la verdad y con el pensamiento de que día a día todos me hacen ser egoístas y que piense más en mi, porque a veces los demás nos demuestran eso. 

--Cada vez que te decepcionan algo dentro de ti muere--

6 comentarios:

L87 dijo...

Hola Teologiades!
Hoy mismo pensaba escribir una entrada con este tema... y al leerte parece que me quitaras las palabras de la boca!

Yo también me voy a dormir esta noche con una gran desepción... y estoy contigo con que parece que cada vez se suceden con más frecuencia.

Cuestión de valores??... pues seguramente. La amistad está muy floja... la lealtad y el respeto igual de mal.

Muchos besitos!

Ainnoa♥ dijo...

Esta vida no es de color rosa...

La chica de los chicles dijo...

la decepcion, el amor y el odio son iguales: ni uno ni otro tienen la menor piedad

me gusta tu blog, te sigo(:
saludos de la chica de los chicles
http://sonrisasfragilesdecristal.blogspot.com.es/

Lila dijo...

Las decepciones son constantes y siempre van a estar ahí, pero tu eres más fuerte MUCHOMUCHO más, ánimo y suerte!
<3

Pamshita Sandoval dijo...

Siempre que llueve, tiene que parar. porque no todo son grises, ni todos son rosas. Linda entrada. besos!

Barbara, ¿OK? dijo...

Me gustó mucho tu blog. Me leí unas entradas y estan muy guay.

+Nos leemos.