martes, 31 de julio de 2012

No aguanto...

Hay muchas cosas que no aguanto y si me pusiera a enumerarlas me quedaría sola hablando toda la noche.

En la frescura de mi terraza, con el portátil y el móvil al lado me encuentro. Y lo siguiente es que hay una cosa que si me pongo a pensar en ella me hierve la sangre.

Digamos que tengo una lista negra de personas que no aguanto, es decir, que nada más verlas se me pone malo el estómago y digamos que hay otro tipo de personas que hay días que me caen genial y hay otros días en los que a esa persona la colgaría de un puente y si cuerda...

En fin, odio y no aguanto a las personas que van de marisabidillas por el mundo y ¿Por qué? Pues muy sencillo porque hay personas que hablan, comentan de muchos temas, política, deportes, religión, nacionalismo, modas, animales, etc., y comentan sin saber, creyendo una cosa esas personas que van contrariando a todo el mundo y si tu las contrarias malo, porque encima caes mal.
Odio a ese tipo de personas porque también además de hacerse las entendidas en muchos temas de conversación luego son cínicas y no van con lo que predican.

Cierta persona defiende a los animales, defiende el derecho a que estén en libertad donde les corresponde, pero luego tiene una mascota exótica africana y alucino en colores, porque no se puede ser más cínica.
Habla del paro, de los recortes, de los ajustes del gobierno y se posiciona en contra pero ella es hija de padres acaudalados y no le falta el dinero, tiene su cochecito comprado por sus papis, va a estudiar una carrera y se la pagan sus papis, va de fiesta y pide dinero a sus papis, etc. Entonces para qué hablas, te quejas o comentas de algo que no has conocido en tu vida?
No digo que no se pueda quejar, digo que una poca de experiencia no le vendría mal.

Y bueno a veces odio a esa persona más que otras.

--Ten a tus amigos cerca y a tus enemigos más aún--

2 comentarios:

L87 dijo...

Hola Teologiades!!!

A mi me pasa como a ti... no aguanto a algunas personas! que parece que hablan por hablar, que dicen una cosa y hacen otra, que te "aconsejan" pero luego no predican con el ejemplo, etc etc

Aunque esa última frase no la quiero... a los enemigos mejor lejos! muuuy muuuy lejos! y por supuesto, ni agua!!!

Muchos besitos!

Aliena dijo...

No odies, nena, no merecen tanta atención por tu parte.
Haz como yo, los miro por encima del hombro y les regalo mi desprecio más absoluto..jejeje.

Difiero en ti en algo: o no trago a alguien o lo adoro, eso de ..días me cae bien, días no...no me pasa. Sí, en cambio, tengo conatos de pegar 2 tortazos bien dados alguna vez a gente que quiero, pero se me pasa pronto ;)

Besiss!!!