viernes, 19 de noviembre de 2010

Fundamentos de psicología evolutiva masculina.




Puede que suene a rollo, pero desde un amigo y compañero me proponen hacer una entrada con este tema rondando por mi cabeza. No quiero dar una teoría muy específica porque no sabría. Simplemente me limitaré a dar un resumen aproximado.

Quiero decir que dista mucho de mi intención si os lo tomáis como un ataque nuevo hacia el sexo masculino, nada más lejos de la realidad. Expondré un resumen de muchísimas investigaciones que rondan por internet, en los libros y revistas, no daré nombres ni fechar porque entonces esto parecería una clase y aburriría, pero el que quiera me las puede pedir y yo encantada en un comentario daré reseñas bibliográficas. 

Antes de nada desde el niño pequeño que llama la atención a su madre, que juega a deportes "típicos de hombres" que se cae y se levanta que está acostumbrado a ser un líder porque lo enseñan a eso hasta que el hombre adulto encuentra su vida es un camino en el que su personalidad depende de la educación recibida, de las experiencias personales y de sus círculos sociales. 

El hombre, desde la tribu mas antigua de la tierra, cuando pasó de ser sedentario a ser nómada siempre se ha visto con la enorme tarea de defender, proteger y lograr comida y cobijo para su familia. Es sabido por todos, que el hombre posee más fuerza que la mujer, el hombre posee más dotes de liderazgo que la mujer y el hombre es más práctico que la mujer. Hay diversas investigaciones que confirman mi teoría. El hombre también tiene el cerebro, el hombre actual, ligeramente más grande que la mujer, esto es ciencia y es irrefutable. Debo decir que también que son muchas las investigaciones que dejan constancia que el hombre emplea más el lado izquierdo, el de la lógica, práctica, motor que la mujer y la mujer emplea más el derecho, que es el sentimental, el de la palabra etc. A grandes rasgos el hombre es más práctico y la mujer más sensible y razonable. No quiero que se comprenda mal. El hombre por tanto, se siente castrado, impotente cuando ve que no puede continuar su progenie o que falla en su tarea de mantener bien alimentada a su familia. Esos sentimientos a veces pueden producir muchas frustraciones y sentimientos de castración. El hombre es un ser que no sirve para estar solo. Es un ser social, más aún que la mujer. Un ejemplo, cuando el hombre antiguamente iba a trabajar compartía el trabajo con compañeros y cuando llegaba a casa estaba con su mujer. La mujer sin embargo pasaba los días sola, hacía cosas y está fisiológica y psicológicamente más preparada para estar sola. Sabe estar sola, el hombre no. 

Pues bien, desde el blog de un compañero cibernauta se establece una alusión a esta teoría, dice que personalmente ha visto mentir a más hombres para conseguir mujeres y que siente que son ellos los que más engañan a la hora de conseguir una mujer. El hombre es muy sensible y aquel que diga lo contrario está muy equivocado. Antiguamente esto era general pero hoy día no porque se invierten mucho los papeles, la mujer ha salido de las tradiciones familiares y el hombre también de las tradiciones de la progenie. 

Lo que me vengo a referir es que el hombre no sabe mentir, se siente mal cuando miente y a veces le provoca sentimientos de frustración e incertidumbre. La mujer actual sabe mentir, sabe jugar con los hombres y es conocedora del poder enorme que tiene en la sociedad. La mujer sabe y puede estar sola pero a un hombre le cuesta mucho hacerse a la idea. La esperanza de vida de los hombres es menor que la de las mujeres y esto es una realidad. 

El hombre es además de sensible débil, y está hecho de algodón, lo siente y lo padece todo al doble que la mujer. El hombre se queja por un dolor mínimo y la mujer lo comprende, le da cariño aunque sepa que ese dolor es una tontería porque el hombre no sabe lo que es un parto. 

Con respecto a diferencias entre hombres y mujeres demostradas hay pocas. El hombre es más hábil con mapas y actividades visoespaciales que la mujer y ésta es más hábil con la comprensión y la sensibilidad que el hombre. El hombre es más agresivo y más cuando son temas de familia o de protección hacia los suyos. El hombre tiene ese arma poderosa, las fuerzas le aumentan cuando lleva el coraje y la ira de meterse con lo suyos. 

Conclusión: Que el hombre miente por  supuesto pero no miente más que la mujer simplemente éste lo hace peor porque está en sus genética no ser bueno con las palabras. Que el hombre es sensible por supuesto pero es porque nadie le enseñó a mostrar sus sentimientos de debilidad, ya que está mal visto socialmente.

Espero que les haya gustado, e intentado aproximarme pero alguno de mis profesores lo hubiera hecho mil veces mejor. 

He encontrado esta foto que realmente no quiero que siente mal a nadie, simplemente me hace gracia porque no es real pero bueno. Si la ampliáis se ve mejor. 




P.D: llevo unos días desconectada de este mundo y espero que me perdonéis pero ya os contaré el porqué. 

6 comentarios:

Mónica87 dijo...

Hola! Muy interesante tu entrada.

Estoy de acuerdo en que el hombre miente tanto como la mujer, solo que la mujer lo hace mejor, y por tanto la pillan menos.

Y lo demás, no puedo hablar porque no se, pero me ha gustado. La psicología es mi carrera pendiente, pero me parece que debe ser bastante compleja y difícil.


Besitosssss!

Pilar dijo...

Seguro que múltiples estudios avalan lo que dices, que los hombres tal y las mujeres cual, que la fisiología es como es, pero me resulta muy difícil simplificar así, como muy dices al principio somos resultado de una mezcla compleja de genes y ambiente, y como la roca enfrentada a las olas, cada día vamos cambiando.

Muy gracioso el dibujo.

Un beso

Kelevra dijo...

Lo primero, gracias por aceptar la propuesta de entrada, lo segundo gracias por lo de "amigo y compañero", y lo tercero es la duda que te voy a plantear a raíz de la entrada en sí:

¿Qué pasaría si un hombre tuviera un cerebro fisícamente de mujer?

Saludos

teologiadeS dijo...

No quiero que se me juzgue por esto pero hay investigaciones que demuestran que los hombres gays son los que tienen la parte del cerebro derecho, el cual corresponde a la mujer más desarrollado que los hombres heterosexuales.

Entonces con tu pregunta te diré que el hombre que tiene el cerebro físicamente parecido o igual que la mujer será gay, más sensible, más débil y con un poder de usar mejor la palabra.

Un claro ejemplo. Jorge Javier Vázquez es gay y es presentador de televisión por tanto, tiene una capacidad alucinante de la oratoria.

Espero que te haya servido. Un saludo.

Kelevra dijo...

¿Y si no fuera gay? es más, ¿y si supiera por haberlo probado que no es gay? pero aún así tras haberse hecho un TAC le hubieran dicho que tiene el cerebro de una mujer...

teologiadeS dijo...

Bueno es que no hay cerebro de hombre o de mujer pero supongo que se encontraría o con una variante genética o el ambiente que ha influido en su vida, etc.

Supongo que si tuviera el cerebro de una mujer y es un hombre tendrá que vivir con ello, sería la excepción que confirma la regla porque no hay muchos casos.

Otro saludo