lunes, 15 de noviembre de 2010

Una flor que se marchita II

Para los que quieran leer la primera entrada, aquí la tenéis.



Todos los días una parte de mi se acercaba a la ventana con la esperanza de verte aparecer por la esquina de mi calle, todas las noches al bajar la persiana miraba al cielo para pensar en ti. Cada día era más duro que el anterior porque cada día olvidaba una parte de ti y me odiaba por ello, cada día era una lucha para salir adelante, para intentar no pensar, para intentar no sentirte en el frío de la habitación.

Pasaron días, semanas y meses. Volviste con un simple mensaje de texto y mi vida cambió en 3 segundos que fue el momento que tardé en leerte. Me vestí, me dirigí a verte y te pensaba irreal, una broma, un sueño, te soñaba y me soñaba como lo había estado haciendo durante días, semanas y meses. Soñaba el reencuentro, soñaba la llama que seguiría viva y allí estaba.

Delante tuya de repente saltaron lágrimas por mis mejillas, sin parar, te acercaste a mi aterrado. Nos besamos, nos abrazamos. Aquella noche me sentí viva de nuevo, compartimos cena, cama, charlas, desayuno, cama, compartimos un nosotros de nuevo. Soñé que te ibas, me desperté pero estabas allí a mi lado, abrazándome. Te sentí caliente junto a mi y me volví a dormir.

Me volviste a decir que te ibas pero para siempre esta vez, que no volverías, que aquello sería demasiado para nosotros. A gritos le odiaba, le maldecía pero a la misma vez lo amaba con locura. Me odiaba por gritarle a una parte de mi pero a la vez era necesario.

¡¡¡Déjame!!! Por favor déjame o ser feliz contigo o intentar superarte. No superarte pero si aprender a vivir sin ti... No es fácil para ambos pero supongo que esa decisión estaba tomada desde el día que nos conocimos.

Los días son eternos, las semanas son agotadoras y los meses son insuperables. Aquí me quedo yo, no sabes si dejar que me vaya contigo o dejarme aquí tirada. No sé qué quiero, una parte de mi quiere seguirte al fin del mundo, otra parte de mi tiene miedo que la próxima vez que te asustes me dejes sola en cualquier lugar incapaz de volver.

Esa respuesta la tienes tú, esa respuesta siempre la tuviste tú.

7 comentarios:

Pilar dijo...

Esperar para volver a perder, y no saber si después de un regreso habrá otros.
A veces el amor escoje extraños ropajes, casi se diría que de tan disfrazado ya no parece amor.

plinnn... dijo...

:) hermoso texto, y triste también, aunque eso no le resta hermosura :) me dice que te gustan los efectos de la fotografía de mi entrada... no tiene :) salió así!! la hice cuando era casi de noche desde el móvil y bueno... no es un crack de cámara, por lo que parece que tiene efectos, pero es que el ojo de la cámara lo captó así :) un biquiñooooo y muy feliz comienzo de semana :))) muássssssss

Mónica87 dijo...

Qeu triste!!!
y que horrible es verse en esa situación :(
besitossss

Camomila dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada, me siento muy identificada con ella. ¿Por qué vuelven? Como dices tú es porque se asustan? Desde hace tiempo me pasa esto y siempre vuelvo a caer.
Muchos besitos

Ana María López dijo...

Hola! me encanto su pagina!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria

MEME dijo...

Tristeza,ilusion,pasion,miedo,ira y tal vez resignacion de lo que hay es lo que hay...
Me gustó leerte

La gata dijo...

Qué precioso! Y qué triste... :(
Debe de ser muy duro estar en tu situación, estarás hecha un lío, pobre...
Yo creo que deberías hacerte a la idea de que él se irá, ponerte en lo peor. Así, si se va definitivamente, lo tendrás más asumido y quizá sea algo menos doloroso y si se queda, entonces genial!!!
Yo sé que lo más difícil es aceptar lo malo y lo fácil es hacer castillos en el aire, pero...
De todas formas (y esto ya es hablar por hablar porque no conozco vuestra historia al completo), en el caso de que decida quedarse a tu lado, crees que serás feliz con un chico que no tiene las cosas del todo claras y que en cualquier momento puede irse???? No sé... A mí me gustan las relaciones estables.
Ánimo y que todo salga bien! Bess