miércoles, 19 de mayo de 2010

Tengo miedo a la soledad


Tengo miedo a la soledad porque es cruel.

Tengo miedo a la soledad porque nadie quiere estar solo

Tengo miedo a la soledad aunque sea joven

Tengo miedo a la soledad porque nunca fui tan feliz

Tengo miedo a la soledad porque estuve sola una vez y no quiero repetir

Tengo miedo a la soledad, a quedarme a solas con mis pensamientos y ver la realidad

Tengo miedo a la soledad porque fui feliz con algo, lo perdí y quiero que vuelva ese algo

Tengo miedo a la soledad porque me siento aislada

Tengo miedo a la soledad porque no llevo bien eso de pensar mucho

Tengo miedo a la soledad porque cuando la soledad te atrapa te hace pasarlo mal

Tengo miedo a la soledad aunque pueda estar rodeada de 1000 personas

Tengo miedo a la soledad porque tengo edad suficiente para tenerle miedo

Tengo miedo a la soledad porque siempre se cobra una victima que luego se arrepiente.

Tengo miedo a la soledad. Tengo miedo a ver la realidad. Siempre se tiene miedo a algo que jamás pensamos ni decimos porque al expresarlo nos volvemos frágiles, tiernos, hermosos en la distancia, nos volvemos de cristal.

Tener miedo no es bueno, pero tampoco malo, tener miedo nos enseña a ser mejores porque ciertamente lo que no nos mata nos hace más fuertes.



3 comentarios:

laura dijo...

totalmente con la última frase...
la verdad es que creo que no le tengo miedo a la soledad, a veces es buena. Pero tampoco me gusta como estado permanente jeje
besos

Sí es lo que parece dijo...

Yo tengo tambien miedo a ese tipo de soledad al que te refieres en concreto a ese en el que estando rodeada de gente te sientes infinitamente sola. Sucede y lo importante de eso es saber salir, que se sale y aprender que la mejor compañía es uno/a misma, te lo aseguro que se aprende.

Me encanta tu ultimo párrafo.

Mónica87 dijo...

Yo creo que la soledad nos asusta a todos... aunque lo que más miedo me da a mi es depender de un hombre para no sentirme sola... conozco a muchas mujeres que les pasa, y supongo que también habrá hombres que se sientan solos sin una mujer al lado.
Me quedo con el comentario anterior, que dice que la mejor compañía es uno mismo.
Besitosss