viernes, 15 de octubre de 2010

Silencios cómodos.

Prohibición, tentación, ardor, pasión, relajación, deseo y calor. 

Lo prohibido se vuelve tentador, el morbo de aquella situación nos dejó perplejos, nos sumió en un sueño profundo de satisfacción. La sensación del deseo, el sentimiento del querer llegar a la subida de la montaña para ver las visas, el sentimiento que junto con las ganas se vuelve aterrador, se vuele locura, desenfreno y deseo cada vez más intenso. 

El deseo que nos deja a un lado todos los prejuicios. El cometer el mismo error por todas las veces que se ha cometido, el tener el presentimiento que algo no va bien pero que te encanta. 

El deseo de hacer las cosas por la vía difícil, el deseo 
de tener personas que te aman hoy mañana y siempre. Esa situación, ese hecho nos llevó a volvernos locos, nos llevó a querer desearnos y amarnos todas las veces que fueran posibles pero no surgió como debía ser. No ocurrió lo que esperábamos. 

Estamos destinados a ser amantes. Estuvimos juntos y no funcionó, perdimos el norte, nos llevamos mal, peleamos, discutimos y simplemente tenemos paz en la cama. Por eso estamos destinados a ser amantes a tener solamente sexo porque una relación de pareja jamás funciona entre nosotros. 

Es dejarte, es emprender una vida en pareja y verme absorbida por tu deseo, estar deseando tenerte en mi cama cada segundo más que el anterior. Es ni contigo pero tampoco sin ti. Es querer estar a tu lado pero no poder, es la pasión del odio, la motivación de la dificultad, la motivación de lo prohibido y las ganas de amar a una persona que va en "crecendo".  

Las ganas de besarte, de desnudarte y hacerte mio, las ganas que cada vez que te veo o hablo contigo evolucionan. Sé que está mal pero lo necesito, lo amo, siempre vuelvo a caer en sus redes pero no podemos vivir juntos, no podemos estar juntos porque nos matamos. El deseo desaparece en cuanto abre la boca, hacemos daño a otras personas y nos hacemos daño pero es una droga, una adicción, una enfermedad porque ahí estamos sin poder aguantar una vez más el deseo, sin poder soportar un silencio incómodo una vez más. Ahí estaba tirándome a tus brazos, a tus besos, a tus caricias, sin poder resistirme y sin poder negarme a ti. 

No son tentaciones, no son cuernos, no es un amante. No sé lo que es pero si de algo estoy segura es que no me arrepiento y que me encantaría repetir siempre que pueda. 

11 comentarios:

Pilar dijo...

Si no te arrepientes, si te llena y si piensas seguri bebiendo agua de esa fuente, solo puedo desearte que siga valiendo la pena.

Suerte

esther* dijo...

La mejor manera de resistirse a la tentación, es caer en ella♥
Gracias por pasarte siempre por el blog te lo agradezco muchisimo (:
Besitos!*

Kelevra dijo...

En el caso del lector, el desafío es intentar distinguir la ficción de la realidad, algo que creo que sólo tus ojos y en este caso tu piel sabría hacerlo.

Hay momentos donde un suspiro dice mucho más que cualquier palabra.

Personalmente, apuesto por la ficción.

Saludos.

Lau dijo...

Hola, muchsimas gracias por estar siempre presente en mi blog.....


Mientras valga la pena y no hacer sufrir a nadie, vale....

AdP dijo...

Habrá que replantearse la deficinión de prohibido. Muy buen título para la entrada.

Saludos.

Agus dijo...

me encanto la foto y el texxto :D besote
gracias por pasar

Laila ♥ dijo...

me gusto lo que leei *-*
y lo prohibidosiempre es lo mejor xD

Sí es lo que parece dijo...

Solo te diré que no me da la sensación de que solo haya sexo en esa relación, hay amor con un poco de resentimiento o rabia por lo que el sentimiento del uno hacia el otro, obliga a hacer, a perder la voluntad, a entregarse sin valorar las consecuencias a entrar en lo prohibido...suerte, menuda encrucijada

Besossss

Alice dijo...

Lo prohibido es tan difícil de resistir algunas veces...

teologiadeS dijo...

Gracias a todos por dejar vuestras huellas.

Kelevra: me encanta dejar esa parte al lector y claro que es mi piel la única que distingue. Saludos de vuelta!

Adp: agradezco que te guste el título.

A los demás muchas gracias por comentar. Digamos que son sueños inacabados y deseos logrados.

Saludos a todos.

.A dijo...

el deseo que quererte hasta explotar..