viernes, 29 de octubre de 2010

Marchando la respuesta!



Una vez más desde el blog de Kelevra , sí, soy fanática de ese blog, me proponen una pregunta a la que encantada quiero responder con tranquilidad. 


¿Qué hago en la cama? Pero qué hago en la cama cuando se trata del refugio personal, cuando se trata de dormir, con la más intimidad de mi cuerpo, cuando se trata de refugiarme, de sentirme mía, personal, íntima. 


Me encanta andar en pijama por la casa, cuando llego de algún sitio lo primero que me planto es el pijama. Tengo varios pijamas pero me encantan para el invierno el típico pijama de franela de camisa y pantalón muy ancho y siempre de colores pasteles. El pijama de verano se resume en pantalón corto y camiseta escotada. Ya que se suele pasar calor y tampoco soy partidaria de dormir en bolas, antes de eso en ropa interior no me importaría. 


Por las noches antes de dormir con el portátil entre las piernas ojeo los blogs y suelo actualizar, me gusta leer en la oscuridad de mi cuarto, en la intimidad de mi cama, me encanta pensarlo todo dos veces, leer las entradas dos veces, es para intentar vislumbrar las entre líneas. Cuando llega una hora considerable en el que los ojos me pesan o el bostezo es realmente continuado apago el ordenador, cojo mi almohada blandita y me dispongo a dormir. También tengo un ritual sencillo pero a la vez cómodo. 
Estoy de acuerdo contigo en el sentido de irme a dormir siempre que tenga sueño, porque odio dar vueltas en la cama, lo suelo ver realmente incómodo y me da coraje porque me desvelo. Generalmente la gente que me conoce dice que cuando duermo soy una mezcla de una niña tierna y mujer sexy a la vez, a ver si un día me grabo y me veo. Suelo dormir de lado pero siempre tengo que pasar por dormir boca abajo, boca arriba, toda estirada, de un lado y del otro, pasando la mano por debajo de la almohada para ponerla mullida. 
Hay gente que le gusta dormir sobre una almohada de piedra y otros les gusta más blanda que otra cosa. 
Hay gustos para todo. Yo soy del tipo de las almohadas blandas, aunque las duras tampoco me disgustan.
En verano duermo destapada completamente y en invierno me tapo hasta los hombros. No soy de mantas, prefiero edredones y cuantas más mantas peor para mi porque no sé como lo hago que siempre termino en la madrugada levantándome a rehacer la cama. Siempre con colores pasteles y motivos florales o tiernos. 


Cierto que como mi cama no hay ninguna que es un lugar privado, que es personal e íntimo. Realmente de acuerdo y cuando duermo en otras casas no duermo tanto y sin embargo en mi cama duermo mucho y me encanta quedarme por las mañanas de los sábados y domingos en la cama durante media hora, en la tierna calentura del cuerpo y la cama. 


A veces babeo cuando duermo. Me gusta dormir mirando al lado izquierdo y no sé porqué pero siempre me despierto en esa postura,  la mayoría de las veces. En invierno duermo con una mano debajo de la cara y la otra entre las piernas. En verano duermo siempre boca abajo toda estirada y me encanta moverme de lado y dejar el brazo colgando por el colchón. A veces me gusta mucho rozar con un dedo el suelo pero suele ser incómodo. 


No me incomoda dormir con alguien siempre que no ronque mucho, porque si ronca me gusta quedarme dormida antes para así no enterarme. Tengo un sueño pesado pero a veces me despierto de sustos o sobresaltos y me encanta dormir. Mis amigas que son nerviosas y de sueño ligero me envidian en ese aspecto ya que en menos de una hora estoy durmiendo plácidamente. 


Ahora os hago la misma pregunta, qué es para vosotros esa hora mágica, cómo dormís?






Me marcho de puente festivo. Espero que lo paséis bien, en mi caso estaré todo el puente estudiando y sin salir, toca visita a la familia. Volveré con ganas de leeros y con segundas partes de algunas historias que se quedaron en el aire. 

7 comentarios:

plinnn... dijo...

aisss a mí también me encantan los pijamas :)) he comprado varios hace cosa de mes y medio :)) me encanta la funda nórdica de la imagen!!! es genial!!!! me pienso como duermo, o como creo que duermo, y te cuento :)) jeje
PD: a mí también me toca visita a la familia, y me voy a traer a mi gatito para casa biennnn!!! :))) tengo unas ganas terribles de que esté conmigo :))) felizz finde laaargo :))
PD2: yo también tengo que leer las cosas dos veces porque a veces no me entero bien de lo que leo :)) besotessssss

palabras dulces ♥ dijo...

Me encantaa!<3
Yo también amo esos pijamas, cómodos y calentitos y estoy de acuerdo contigo en la frase de que la hora de irte a la cama, la cama es un sitio, intimo y personal, ideal para pensar :D
Pasatelo bien con la familia :)
¡Besos!

Pilar dijo...

Me gusta la idea de imaginarte con tu pijama de franela, sentada como un indio navegando por estos mares.
Un beso y que el puente te sea fructífero.

esther* dijo...

Holaa (:
Yo cuando llego a casa lo primero que hago es ponerme el pijama como tu, son tan comodos^^
Tienes un premio en mi blog! ^-^
Yo también me voy a pasar el puente estudiando, así que te puedo decir con total sinceridad que te entiendo completamente. Suerte!
Besitos*

Ely Cervantes dijo...

que ricoo :3
ahora mismo yo deberia estar en la cama! hahaa

Estos memes son la ostia!
nos leemos despues del puente guapa

CreatiBea dijo...

Qué acertado este post. Revela tantas cosas el descubrir como dormimos o nuestra intimidad con la almohada...

Un abrazo.

MEME dijo...

Que a gusto en casa calentita con el pijama, como ando yo ahora en estos momentos, por cierto el pijama que llevo ahora es en azul marino con la abeja maya en el pecho, pegadito al cuerpo, tipo mallas y camiseta ajustada con mi amiga maya me encantaban esos dibujos animados..
Besos de pijama