martes, 15 de junio de 2010

Decepción...


La decepción es una compañera que se queda dependiendo de tu grado de satisfacción contigo misma.

A veces me he sentido tan mal, a veces he estado tantas veces entre la espada y la pared, a veces he sentido tanto todo lo que me ha pasado, a veces he sufrido tanto por sentirme yo misma, por no crear un papel y por no esconderme. A veces he tenido que pedir perdón por ser como soy, a veces he tenido que demostrar que valgo la pena a personas que no lo merecían, a veces me he sentido tan pobre, tan cansada y tan abatida que lo único que podía hacer era tumbarme en la cama con la mini-cadena a todo trapo con canciones que solo yo conocía o creía conocer y dejar volar mi mente por las notas, la letra y las imaginaciones.

Identifico mucho ciertas etapas de mi vida con ciertas canciones, antiguas, que se escapan del prototipo, que son de un público selecto. Llamadme loca, pero cuando voy por la calle y escucho esa canción que me hizo pensar y darme cuenta de muchas cosas me acerco para ver quién ha compartido esa canción conmigo. Entable amistad con esa persona y me di cuenta que se parece bastante a mi, algo ganamos cuando arriesgamos.

Mirar el cielo simplemente me hace sentirme viva, libre, feliz, ausente, ojalá no estuviera aquí y ahora, ojalá no tuviera que sentirme así, ojalá no tuviera que escribir entre gritos ahogados lo que siento para poder desahogarme, ojalá pudiera simplemente poder vivir sin tener que mirar mis espaldas, sin tener que mirar por mi futuro y sin tener que mirar por lo que todos quieren y esperan de mi.

Te das cuenta con los años que el decepcionar a la gente y que la gente te decepcione es normal, al principio no quieres aceptarlo, te preguntas porqué a ti y porqué él o ella, pero es así, debes sobrevivir, deber aceptar que la vida es dura, que la vida es una mierda aunque en ocasiones la vida te sonríe te da un gesto y te sientes plena, pero en fin la sensación dura muy poco en comparación a lo que dura la angustia.

Me avergüenzo cuando decepciono a alguien porque sé que el sentimiento es terrible pero si en mi poder estuviera no decepcionaría a nadie nunca, pero de todo se aprende en esta vida. Y por eso cuando alguien me decepciona siempre perdono, porque los humanos erramos.

Todos nos decepcionan y todos decepcionamos, intentemos no hacer daño innecesario porque es suficiente con sufrir la sensación para saber lo mal que se pasa.

3 comentarios:

Mandarina López dijo...

Con muy poco se puede decepcionar, o decepcionarse, y es una de las sensaciones que más dura... Me ha gustado ;)

Sí es lo que parece dijo...

No puedo leer muy bien tu entrada, cuando el texto ocupa la parte oscura no veo nada :(

teologiadeS dijo...

Sies: no entiendo eso a mi el blog me sale entero, no se lo que pasa realmente pero hay más personas que no lo ven completamente? si no lo ven completamente que me digan para cambiar el diseño o algo un saludo.