domingo, 15 de agosto de 2010

Barranco blanco


Barranco blanco es una área de ocio en la que desde el niño más pequeño de unos 8 años o así hasta el adulto más entrado en años de unos 60 o así puede disfrutar. Ya seas hombre o mujer que eso da igual.

Barranco blanco es un conjunto de pozas que hay antes de llegar a Coín en málaga subiendo por Mijas pueblo.

Decidimos este jueves acudir allí sin saber exactamente dónde estaba y pasar un día estupendo con 5 amigos. El día fue maravilloso, disfrutamos como enanos, nos tiramos de las piedras, nos recorrimos todas las pozas, algunas tenían profundidades de 3 metros hacia abajo es por eso que nos tiramos. Había una gente encantadora que nos indico el sitio exacto de la poza, le seguimos en coche y nos dejó justo al lado. Hay sitios que tienes que escalar por las piedras y te sientes escalador a pelo pero completamente profesional. Es un día para hacer ejercicio y pasarlo como niños pequeños, olvidar preocupaciones y tener adrenalina también. Realmente impactante me resultó cuando un hombre hizo el salto del ángel desde unos 7 metros de altura. Me quedé petrificada y me dio miedo y eso que no era de mi grupo de amigos.

Fue un día lleno de sensaciones, de agotamiento, de diversión, de risas, de anécdotas.

Una anécdota fue que por un sitio para atravesar esa poza pasando las mochilas y las cosas podíamos pasar por las piedras por arriba haciendo completamente escalada o pasar por el agua en la que a veces la profundidad era de 2 metros, entonces teníamos que ir con las mochilas en la cabeza. Pues a la vuelta nosotros estábamos haciendo una cadena pasándonos las mochilas y un chico dijo que le pasáramos las llaves de su coche que al ser de cierre electrónico si se mojan pues es malo. El chico las tiró, resbalaron y mi amiga y yo estábamos al lado las dos y al tirarnos a por ellas nos caímos en el agua, dejando que se mojaran las llaves y nosotras también, luego lo pasamos mal por el chaval de la llave.

Otra anécdota fue las miles de veces que nos caíamos por las piedras y terminábamos en el suelo. Acabé reventada esa noche. Yo y mis compañeros estábamos para el arrastre porque nos fuimos a las 10 y 30 llegando allí a las 11 o así y nos volvimos a las 6 y 30 de la tarde. Agotador.

Recomiendo este sitio a cualquiera que quiera pasar un día en la naturaleza, hacer ejercicio y divertirse con los amigos o con los niños. Ahora os dejo unas fotos para que os hagáis una idea.

El sitio realmente merece la pena, aunque a veces está mal cuidado porque muchos dejan las basuras ahí, pintadas y rayan las piedras.
En una de las fotos se ve lo alta que está la piedra desde la que nos tiramos y luego hay otra poza en la que se ve una especie de liana de la que te puedes tirar y balancear.









5 comentarios:

Mónica87 dijo...

Que preciosidad de lugar!
me alegro que lo pasaras bien!!!
besitos :)

Ragnarök dijo...

Tomo nota del lugar. Gracias por mostrarlo.
Un saludo

CreatiBea dijo...

Me encantan todas las actividades que tengan que ver con agua.
Entiendo lo que describes porque yo lo he hecho varias veces aunque no en ese lugar (me lo apunto).

Un besazo!!!!

silvia dijo...

Espero que te hayas divertido mucho!!!!!! Me a dado ganas d conocer ese lugar!!!

Lunhya dijo...

Qué chulo, por aquí cerca hay sitios parecidos aunque todavía no fui a ninguno!

besos