sábado, 28 de agosto de 2010

Escarcha


Solo me dejé llevar por un impulso. Un impulso que me llevó a esa situación en la que me encuentro. El suelo está frío, pero está más caliente que el resto de mi cuerpo, con mi pie podía darme cuenta que no me encontraba elevada en el cielo o en la nube más cercana, puedo ver que es real, que existe y que está delante de mis ojos.
Con la mano notaba las asperezas del hielo que hilarante como nadie me chillaba y era raro porque escuchaba como gritos en la oscuridad, como el chirriar de las puertas viejas, como el traqueteo de un coche viejo, era extraño y más bien temeroso.

A medida que el frío se adentraba en mis entrañas me iba acostumbrando y digamos que podía sentir todo lo que otras veces no sentía, digamos que al estar en consonancia con el espacio que me rodea me siento bastante afortunada por ser persona al menos, por poder presumir luego que he estado y he sobrevivido.

La foto en blanco y negro, la imagen del pasado y el futuro es lo que me mantiene viva, porque me quedé congelada literalmente y no me arrepiento, la sensación valió la pena y el momento que vino después también, me lancé a hacer cosas que jamás pensé que haría y las hice porque así soy. Pude pensar el lanzarme al precipicio como otras veces pero eso solo terminaría con la cobardía del ultimo minuto dando media vuelta, levantando mi cuerpo y sin terminar la faena.

Sentía como los cortes que me iba haciendo el frío hielo ya no me hacían daño, sentía que las razones por las que entré en ese lugar, las razones por las que me senté ahí ya no parecían tan grandes, los motivos eran palabras que el viento se llevaba con una suave brisa, los bloques de hielo que al rasgar mi piel se van deshaciendo, en ese momento me di cuenta que ahora el motivo no era el mismo, ahora solo la superación y la cabezonería se hacían conmigo, con el paso del tiempo y mi calor corporal pese a que disminuyó bastante pudo terminar con esos fríos bloques y dejar que todo se limitara a un charco en el suelo que alguien debe limpiar en el tiempo.

Destruí tu coraza de esa manera y no encontré otro modo, entonces viste que lo que siento por ti es real, te diste cuenta que no jugaba cuando te miraba desafiante diciendo que iba a romper todas esas fuertes paredes de hielo que tenías alrededor de tu corazón y aquí estoy, desnuda en cuerpo y alma para que me recojas, me cures las heridas y estés dispuesto a recibir todo el amor que tengo y que sé dar.

6 comentarios:

Laila ♥ dijo...

que hermoso fue leerlo *-*
Mas hermoso seria si se diera cuenta de lo que ella dice :)

Alice dijo...

Me ha gustado mucho tu manera de transmitirlo, casi se notan las sensaciones del hielo en tu propia piel.

Espero que la persona a la que va dirigido también lo sienta así...

Besos

Sí es lo que parece dijo...

Estará dispuesto? Si esto lo leyera apuesto lo que sea a que sí.

Escribes muy bien, nos haces visualizar y sentir (en este caso el frío hielo) con cada palabra.

Saludos

Laila ♥ dijo...

yo vote en tu encuesta ♥

Senovilla dijo...

Gracias por participar en la iniciativa convivencia, que sólo tiene dos reglas, dejar el comentario, que ya lo has hecho y publicar un post el día 8 de Octubre.

Todo lo demás corre de tu cuenta, si te apetece difunde a tu manera la iniciativa para que más amigos participen en ella, todos los aportes que se hagan enriquecerán sin duda alguna la blogosfera y nuestras opiniones.

Un abrazo.

Pilar dijo...

Espectacular, casi estoy tiritando, espero que tanta pasión encuentre cauce.